Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Programa de la Semana Cultural "Córdoba de Gala"

GALA O EL INCONFORMISMO DE LA BELLEZA
Veo en el titular de un diario que Antonio Gala ha muerto en Córdoba, a pesar de nacer en Brazatortas. Es la capciosidad por disputarse este momento, que engrandece la figura del artista. Porque somos insignificantes en la elección de nuestro topónimo de alumbramiento. Algo más capaces, quizá, para sugerir el lugar donde decir adiós a todo esto. Gala hace ya tiempo que eligió no su mortaja, sino su telón, el bermejo terciopelo que remataba estrenos triunfales. Un telón desde hace un tiempo entornado, para privilegiar esa vigilia del interregno; la vida y la muerte forzando tablas para gozar en su presencia de su estética. Desde el Ateneo de Córdoba tuvimos la honra de homenajearlo en ese tránsito que no pertenece ni a los hombres ni a los dioses. Si acaso, en el umbilicado goce de sentirlo carnalmente entre nosotros, aunque su alma ya solo tuviera palique para las musas. Mejor que esa querencia ingrata y genética de procesionar la valía tras los crespones negros.
Don Antonio ha tenido el honor de elegir su propio Yuste. En su fundación, en ese edificio abisagrado por las quebraduras del destino, que fue un día cenobio y hoy Academia, en su literalidad platónica, de jóvenes artistas. Ellos son los senescales del hombre que se esposó con los anillos de Jimena, cuestionó la falaz gazmoñería de Ulises con su Ítaca; o hizo hablar a las piedras en una torrontera de eufonía. Desde ese convento, la punta de sus cipreses corifean el silencio con otras espadañas; trafican con teselas cual sestercios para que esta ciudad siga pagando el tributo con la inmortalidad. Gala cumple esa cuota del ripio de Ricardo Molina: En Córdoba no nació su historia, pero vive y muere su canción.
Gala nos deja el legajo de una libertad indómita, atributo de quien la articula con palabras rebeldes y precisas. Y antes de apegarse definitivamente a las musas, nos regala un don, no extinto, pero sí escaso: el que fragua, como un centauro tranquilo, el inconformismo de la belleza.
Miguel Ranchal Sánchez

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
XI Premio de Relato Rafael Mir.
XXXIX Premio de Poesía Juan Bernier.
IX Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Comienza una página

Alec Guinness

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Alec Guinness (Marylebone, Londres, Reino Unido, 2 de abril de 1914 - Midhurst, 5 de agosto de 2000) fue un actor británico de cine, teatro y televisión.

Biografía

Alec Guinness.jpg

Mientras trabajaba en publicidad, Guinness estudió en la Fay Compton Studio de arte dramático, debutando en 1934 en el teatro. En 1936 interpretó obras clásicas en el prestigioso teatro de Londres Old Vic. En 1941 se incorporó a la Armada Real como marinero, y fue comisionado al año siguiente.

Al margen de un pequeño papel de extra, su carrera cinematográfica comenzó después de la Segunda Guerra Mundial con su interpretación en Great Expectations, película de 1946.

Numerosas películas, en su mayoría comedias, demostraron su habilidad y tremenda versatilidad para hacer interpretaciones totalmente diferentes en cada papel. En la película Kind Hearts and Coronets incluso interpretó ocho papeles diferentes, incluido el de una mujer. Notables son sus papeles, como por ejemplo el de un arístócrata en El cisne, un tozudo oficial inglés prisionero en El puente sobre el río Kwai, o su mejor actuación como el débil rey Carlos I en el film Cromwell (1970).

En 1954, durante la filmación de la película El padre Brown, él y su esposa se convirtieron al catolicismo romano manteniendo la fe hasta su muerte. Su hijo, Matthew se convirtió un tiempo después.

En 1957 Guinness ganó un Óscar al mejor actor y un Globo de Oro por su interpretación en El puente sobre el río Kwai. También recibió en 1980 un premio honorífico de la Academia por su contribución al arte del cine. Por otra parte, fue nominado al Óscar como actor principal por The Lavender Hill Mob en 1951, y como actor de reparto por La Guerra de las Galaxias en 1977 y Little Dorrit en 1988. Curiosamente, y a pesar de lo mucho que detestó su papel, su presencia en el film fue uno de los ingredientes que ayudó al éxito del mismo. Gracias a su papel como el maestro Obi-Wan Kenobi, mentor de Luke Skywalker en La Guerra de las Galaxias, el 1% de los ingresos de taquilla que aún obtiene de la saga a causa del contrato original les proporciona hoy en día más dinero a sus herederos que el resto de los derechos de todas sus películas juntas.

Por sus méritos como actor la corte británica lo invistió Caballero en 1959, lo que le convirtió en Sir Alec Guinness. En agosto de 2000 Guinness murió a los 86 años de edad.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.