Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

ATENCIÓN QUEDAN SUSPENDIDOS TODOS LOS ACTOS Y ACTIVIDADES PROGRAMADAS. SE COMUNICARÁ SU REINICIO.

II JORNADAS CULTURALES FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA.APLAZADAS

Viernes 13 de marzo, las 19:30 horas: Concierto Trío ARCAMO:
Libertad Arce (piano). Juan Carlos Carrillo (flauta). Mariló Moreno (clarinete). Lugar: Real Círculo de la Amistad.APLAZADO

Lunes 16 de marzo, 19:30 horas. Ciclo POETAS EN EL ATENEO: recitará el poeta malagueño José Sarria.
Presenta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.APLAZADO

Jueves 19 de marzo. 19:30 en la sede del Ateneo. Conferencia de Pepe Carmona: "Preludios del toque en la Córdoba del siglo XIX".
Al cante: Lucía Leiva. A la guitarra: David Navarro.APLAZADO.

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Edita en una página

Ana Belén

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Ana Belen1.JPG

Ana Belén, cuyo nombre real es María del Pilar Cuesta Acosta (Madrid, España; 27 de mayo de 1951), es una cantante, actriz y directora española. Se trata de una de las figuras más destacadas del mundo del espectáculo en habla hispana. Está casada con el cantautor asturiano Víctor Manuel, su pareja artística en muchas ocasiones. Tras más de cuarenta años de profesión, su carrera artística cuenta con más de cuarenta películas, una veintena de obras de teatro y más de treinta y cinco discos.

Ana Belén tiene una de las más importantes y reconocibles voces de la música hispana, y ha sido nominada en dos ocasiones al Grammy Latino.

Biografía

Inicios de su carrera

Ana Belén se crió en el seno de una familia humilde en la calle del Oso, junto a la glorieta de Embajadores del barrio de Lavapiés (Madrid, España). Es la mayor de tres hermanos; ella, Julio y Eugenia. Su padre era cocinero en el Hotel Palace y su madre, Pilar Acosta, portera de la finca en la que residían. Pasaba los veranos de su niñez en Cabezuela (Segovia), donde ejercía su abuela paterna, Matilde Bravo, de maestra en la escuela del pueblo. Estudió en el colegio de las Damas Apostólicas; allí tuvo su primera salida a escena para actuar en un cuento que se titulaba El enanito saltarín. Desde muy pequeña sintió una vocación artística y por ello, al mismo tiempo que estudiaba solfeo y piano con el maestro Estebarena, que vivía en su misma calle, comenzó a inscribirse en concursos radiofónicos infantiles, algunos como Gran Vía o Conozca usted a sus vecinos, en los que cantaba temas de moda como La novia, La flor de la canela, Nena, de Sara Montiel, o Tómbola, de Marisol. Participó en un concurso de Radio España a los diez años que se llamaba Vale todo, dirigido por Bobby Deglané, en la Gran Vía madrileña; se inscribió en el apartado de música moderna e interpretó La novia. Ese año no ganó el concurso, pero sí al año siguiente, con el tema La flor de la canela, famosa canción de la cantautora peruana Chabuca Granda, que interpretaba por entonces con una gran repercusión María Dolores Pradera. Estuvo en otros concursos con Juan de Toro, en Radio Madrid, donde cantó cuatro temas acompañada del maestro Aguayo (El ritmo de la lluvia, Cúlpale a la bossa nova, La novia y La flor de la canela).

En 1964 ya era conocida en las emisoras de radio como una nueva niña prodigio, con el nombre de Mari Pili Cuesta, al estilo de Rocío Dúrcal o Marisol, a quien Ana Belén admiraba mucho. A los 13 años grabó sus primeras canciones, de las cuales la más promocionada fue Qué difícil es tener 18 años. Pronto empezó a trabajar de forma fija en Radio Madrid para cubrir un hueco que había dejado Rocío Dúrcal, hasta que la productora Época Films se interesó por ella y le firmó un contrato por cuatro años para rodar cuatro películas musicales infantiles.

Zampo y yo

Ana belen zampo.jpg

Su primera intervención en el cine con Época Films, en conjunción con Benito Perojo, a los 13 años, fue en la película musical infantil Zampo y yo, donde trabajó con el actor Fernando Rey bajo la dirección de Luis Lucia. Mari Pili interpretaba a una niña rica, hija de un empresario, que entabla una tierna amistad con un payaso de circo ambulante. En la película interpret varias canciones que se llegaron a grabar en un disco con la BSO (Banda Sonora Original), que incluía Esta noche, Un mundo mágico y Muy cerca de ti. Esta última fue grabada con posterioridad por Kaka de Luxe, grupo musical punk de la movida madrileña liderado por Olvido Gara "Alaska". Los responsables de la música original de la película fueron Augusto Algueró y Adolfo Waitzman. La cinta, estrenada en 1965, no tuvo el éxito esperado, hecho que impidió la realización de las otras tres películas previstas en el contrato con Época Films. Fue esta productora la que le otorgó el nombre artístico de Ana Belén, después de pensar para ella otros muchos nombres como María José.

Inicios teatrales

A partir del fracaso de Zampo y yo, Ana Belén emprendió una carrera personal como actriz dramática de teatro de la mano de Miguel Narros, reconocido decorador y director teatral que se fijó en ella durante el rodaje de la película. Con él tuvo uno de los encuentros más influyentes de su carrera profesional. Comenzó a estudiar en el TEM (Teatro Estudio de Madrid), primero como oyente y después empezó a estudiar interpretación y en particular arte dramático.

Siendo una adolescente, interpretó su primera obra en 1966, a los quince años, en el Teatro Español, cuyo director era Narros. La obra representada fue El cerco de Numancia, de Miguel de Cervantes; después, El Rey Lear, Las mujeres sabias, El burlador de Sevilla, El condenado por desconfiado, El rufián castrucho, Don Juan Tenorio, Medida por medida y El sí de las niñas, hasta llegar finalmente a Los niños y Te espero ayer, en 1970. Participó como actriz secundaria en diversas piezas teatrales de autores como Shakespeare, Molière, Lope de Vega o José Zorrilla en distintos escenarios de Madrid, como los del Teatro La Latina o el Teatro María Guerrero. Con dichas obras comenzó a trabajar en la compañía del Teatro Español durante gran parte de su juventud, guiada por Berta Riaza y Julieta Serrano, las dos actrices a quienes su madre la había dejado a cargo, y conoció a actores muy respetados en el mundo del teatro y el cine de entonces como María Luisa Ponte y Agustín González, entre otros, con los que hizo sus primeras giras por España.

Paralelamente, su encuentro con Narros le permitió aprender y estudiar teatro de otros maestros como William Layton, quien dirigía el TEM junto a Narros. La hija de Ana Belén, Marina San José, ha empezado su carrera como actriz en el estudio de este director teatral.

En esa época, finales de los años sesenta, comienza a trabajar en Televisión Española con pequeñas apariciones en Estudio 1, en las que llegó a colaborar con profesionales de la cultura española como la cineasta Pilar Miró, con quien filmó La pequeña Dorrit. La primera de esas colaboraciones fue en 1967 con Ligazón, de Valle-Inclán y, tras ella, rodó muchas y diversas piezas teatrales como Eleonora.

El inicio de su trayectoria cinematográfica

En 1970, el por entonces director novel Roberto Bodegas le propuso un papel en la película Españolas en París, en la que trabajaban Laura Valenzuela, Máximo Valverde y Tina Sáinz. Sería su segunda película tras Zampo y yo.

En 1971, vuelve al teatro, con la obra Sabor a miel, de Shelag Delaney, junto a Laly Soldevila y Eusebio Poncela. Con esa obra realiza una gira por España en la que coincide con el cantautor asturiano Víctor Manuel, en Galicia, mientras este cantaba con Julio Iglesias. En aquel año realizó las películas Aunque la hormona se vista de seda, de Vicente Escrivá, junto a Manuel Summers y Morbo de Gonzalo Suárez, en la que también trabajaba Víctor Manuel. En esa película, por la que recibió una mención especial en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, iniciaron una relación sentimental y posteriormente se casaron, rodeados de polémicas, por el juzgado del Sr. Pardo el 13 de junio de 1972, en Gibraltar.

En aquellos años continuó trabajando para Televisión Española con obras como Romeo y Julieta o Retablo de las mocedades del Cid, con la que consigue su primer Fotograma de Plata por votación de los lectores en la categoría Mejor Actriz Televisiva, en 1972.

Después de la película Al diablo con amor, de Gonzalo Suárez, en 1972 (también junto a Víctor Manuel, de la que sale un disco con la BSO que incluye Canción del oro, con letras de Gonzalo Suárez y música de Víctor Manuel), hizo películas de mayor repercusión como Separación matrimonial, de Angelino Fons y Vida conyugal sana, de Roberto Bodegas en 1973, con José Sacristán y Antonio Ferrandis, producida por José Luis Dibildos y escrita por José Luis Garci. La película fue muy transgresora en aquellos momentos, ya que fue de las primeras que abordó explícitamente el uso de la píldora anticonceptiva.

En 1974 rodó un cortometraje de Luis Eduardo Aute llamado A flor de piel; El amor del capitán Brando de Jaime de Armiñán, junto a Fernando Fernán Gómez, y Tormento de Pedro Olea, en la que pudo protagonizar una obra de Benito Pérez Galdós, con compañeros de reparto como Francisco Rabal, Rafael Alonso o Concha Velasco.

Tras esta etapa cinematográfica y junto a Víctor Manuel, alcanzó la fama y la popularidad entre el público español. Además, su carrera como actriz de cine y teatro se consolidaba, trabajando con algunos de los grandes cineastas españoles del momento y con compañeros de reparto muy veteranos que ocupaban un privilegiado lugar en el cine y teatro español.

Inicios discográficos - compromiso político

En 1973 retomó su carrera como cantante después de Zampo y yo, publicando discos de escasa repercusión como Tierra y Calle del Oso, con canciones mayoritariamente compuestas por Víctor Manuel, algunas de ellas con un claro contenido político y social. En esa época Víctor y Ana comenzaron a tomar posiciones políticas de forma pública hacia la izquierda política progresista española, y el franquismo fue en repetidas ocasiones bastante restrictivo con ellos, al igual que con muchos otros profesionales de la música como Joan Manuel Serrat, Luis Llach o Luis Eduardo Aute, quienes utilizaron su música para protestar contra la situación de España en aquellos momentos. En este sentido, el mayor problema que tuvieron fue en 1974, cuando representaron juntos en México una obra de teatro llamada Ravos, dirigida por Miguel Narros, con la que les acusaron de quemar una bandera de España durante la representación, en un episodio poco claro que les obligó a permanecer seis meses de exilio en México. También sufrieron varios percances, como la explosión de dos bombas en el chalet que por entonces poseía la pareja en Torrelodones (Madrid).

En 1975 Ana Belén representó la obra de teatro clásica Antígona en el Teatro Reina Victoria de Madrid. Cinco días después del estreno se produjo la primera huelga de actores en reclamación a un día de descanso en los teatros, en la que participó activamente con otros compañeros de profesión como Concha Velasco o Juan Diego y durante la cual fueron detenidas entre otras Tina Sáinz y Rocío Dúrcal. Un gran número de actores tomaron el sindicato y se encerraron allí. Víctor Manuel compuso una canción escrita para los actores en la época de la huelga: Cómicos. Al terminar la huelga, la pareja entró a formar parte del Partido Comunista de España, y militaron en él de forma clandestina durante varios años. Pasados los años, tras su salida del Partido Comunista, Ana Belén y Víctor Manuel han continuado comprometiéndose políticamente, pero no han vuelto a pertenecer a ningún colectivo político.

En 1975 publica un nuevo LP llamado De paso, incluyendo canciones de Luis Eduardo Aute, Pablo Milanés y Teddy Bautista, entre otros, así como poemas de Fanny Rubio, Nicolás Guillén o Rafael Alberti. Este disco tuvo una mayor repercusión que los anteriores, y fue el primer álbum que alcanzó un cierto éxito, sobre todo por la canción que da título al disco, escrita por Luis Eduardo Aute y que fue su primer gran single. Ese mismo año rueda Jo, papá de Jaime de Armiñán, rodada en Albarracín y ambientada en la Guerra Civil Española, junto a los actores Antonio Ferrandis, Amparo Soler Leal, Fernando Fernán Gómez y Josep María Flotats, entre otros.

El 13 de noviembre de 1976 Ana Belén es madre de su primer hijo, David San José, y continuó con su carrera cinematográfica, participando en varias películas: La petición de Pilar Miró junto a Carmen Maura y Emilio Gutiérrez Caba, Emilia parada y fonda de Angelino Fons y El buscón de Luciano Berriatúa.

En 1977 rueda La oscura historia de la prima Montse de Jordi Cadena, basada en una obra de Juan Marsé, La criatura de Eloy de la Iglesia, una cinta extraña junto a Juan Diego y Luis Ciges y Sonámbulos de Manuel Gutiérrez Aragón junto a Lola Gaos.

En 1978 rueda Jaque a la dama de Francisco Rodríguez junto a Concha Velasco y al año siguiente Cuentos eróticos de Emma Cohen.

En 1979 se compromete con algunos compañeros de profesión en la creación del TEC (Teatro Estable Castellano) y participa en el primer montaje de este: Tío Vania de Chéjov, dirigido por William Layton. Con esta obra recibe el Fotogramas de Plata por votación de los lectores a la mejor actriz teatral en reconocimiento como miembro del TEC.

Su relación con América Latina

Tras vivir seis meses de exilio en México, desde muy jóvenes Ana Belén y Víctor Manuel tuvieron contacto con los países de América Latina y han mantenido con todos ellos, Argentina, Uruguay, Perú, Paraguay, Colombia, Chile o Venezuela entre otros, una estrecha relación hasta la actualidad. Precisamente fue en la década de los setenta cuando comenzaron a realizar sus primeras giras musicales en el extranjero, por países como México o Cuba, donde conocieron a integrantes de la Nueva Trova Cubana como el cantautor Pablo Milanés y al poeta Nicolás Guillén, aunque se mostraron críticos con el gobierno cubano de Fidel Castro.

Desde entonces y hasta ahora, los discos de Ana Belén se publican siempre en dichos países y sus giras viajan por sus principales ciudades, ya sean en solitario, junto a Víctor Manuel o acompañada de otros artistas como Miguel Ríos o Joan Manuel Serrat. De hecho, América Latina sigue siendo la zona del extranjero donde Víctor y Ana gozan de una mayor fama y repercusión internacional, especialmente gracias a discos como Mucho más que dos, Mírame o El gusto es nuestro, que tuvieron una igual acogida de ventas que en España. Además, muchas de las canciones de Ana Belén y Víctor Manuel como La muralla (poema de Nicolás Guillén), Sólo le pido a Dios (de León Gieco), La puerta de Alcalá, Derroche o Contamíname han obtenido muy buenas aceptaciones por parte del público latinoamericano.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.