Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles, 3 de octubre a las 19:00 horas tertulia poética en el Ateneo.

Sábado, seis de octubre, se celebrará en Dos Hermanas (Sevilla) el IX Encuentro de Ateneos de Andalucía, la asistencia tiene un coste de 30 euros, con comida y desplazamiento. Plazo hasta el 25 septiembre.

Martes, 9 de octubre, 19.30 horas charla-coloquio "Salud Global:Experiencia desde el terreno"
a cargo del ateneísta Rosauro Varo Cobos.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Ateneo:Cómo hacer que las imágenes pesen poco

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Ayuda de edición (Mapa y ayuda)
Antes de comenzar
Artículos

Cómo añadirle imágenes (4) (5)

Clases de artículos
Usando MediaWiki (Referencia rápida)
Recursos

Nota: Parte de la información de esta página está desfasada. Actualmente, el software de la enciclopedia cambia dinámicamente el tamaño de las imágenes, por lo que no es necesario subir una misma imagen en distintos tamaños; súbelas a resolución alta, si puedes.


Esta página pretende dar una serie de consejos para que cualquiera pueda obtener las imágenes de menos peso posible para subirlas al servidor.

Formatos

Lo primero que se debe saber es que los formatos de imágenes pueden (o no) admitir algún tipo de compresión de datos.

Los algoritmos de compresión de imágenes se clasifican en dos tipos básicos:

  1. con pérdida de calidad
  2. sin pérdida de calidad

Sin pérdida de calidad es fácil de comprender, la información es compactada, aunque conservada íntegramente, por lo que se puede recuperar la imagen original; pero ¿con pérdida? Se trata de formatos que se basan en modelos acerca de cómo el ojo humano capta imágenes y cuáles son sus limitaciones, eliminando así la información menos relevante para alcanzar grados mayores de compresión, y renunciando al mismo tiempo a la posibilidad de recuperar la imagen original. Los algoritmos con pérdida se utilizan porque existe un límite matemático a la posible compresión sin pérdida.

Los formatos de archivo más utilizados en la web son JPEG, GIF y PNG. Cada uno de ellos posee ventajas y desventajas que lo hacen adecuado para ciertos casos de uso y, a la vez, obsoleto para otros. La siguiente tabla ilustra las ventajas y desventajas básicas de cada uno.

Tabla comparativa de formatos de compresión de imágenes
Formato Tipo de compresión Ventajas Desventajas
JPEG Con pérdida (algoritmo JPEG)
  • Ficheros muy reducidos
  • Muy bueno para fotografías
  • Pérdida de calidad notoria a altos niveles de compresión
GIF (algoritmo LZW) Sin pérdida, aunque limitado a 256 colores
  • Permite animaciones (no adecuado para la enciclopedia, aunque puede usarse en algunos casos)
  • Paleta limitada (obsoleto para imágenes de muchos colores)
  • Potenciales problemas legales (en algunos países en otros ya venció la licencia)
PNG Sin pérdida
  • Excelente para gráficos
  • Permite transparencias
  • Ficheros grandes para imágenes de muchos colores (fotografías, ilustraciones, etc.)

Debido los posibles problemas legales del formato GIF (véase la política de la FSF y http://burnallgifs.org) y la superioridad del formato PNG para gráficos se desalienta fuertemente el uso del formato GIF para la enciclopedia del Ateneo de Córdoba. Nótese que existe una alta probabilidad de que una imagen sea eliminada del servidor si utiliza el formato GIF.

Si la imagen es una fotografía

Se pueden guardar fotos tomadas con una cámara digital en JPEG y apenas ocupan espacio en memoria. Sin embargo, parte de la información se ha perdido en el proceso, y cada vez que se abra esa imagen y se le pida al ordenador que la guarde (no visualizarla, sino el acto de guardarla) volverá a perder un poco de calidad de la imagen. Tampoco es posible cambiar a un formato "sin pérdida" para recuperar la calidad perdida. Para estos casos conviene apegarse al formato JPEG, intentando obtener la mejor relación calidad/peso, pero no hay que cambiarse a otro formato.

Con JPEG el usuario decide cuanta información esta dispuesto a sacrificar, se pierde calidad y se gana menor peso del fichero. Se puede recomendar entre un 50 y un 70% para el compresor, pero si ves que puedes comprimirlo más sin perder calidad ¡adelante! Si la imagen no se ve bien con esta calidad, quizás deberías intentar otros formatos.

Antes se recomendaba subir imágenes del tamaño justo para desplegarla en la pantalla. Sin embargo, dado que las nuevas versiones de MediaWiki permiten determinar el tamaño de la fotografia en el articulo, y despliegan en la pagina de descripción de la imagen una versión reducida, a menos que se pida explicitamente lo contrario, se recomienda subir la version de la imagen con mayor resolución que se tenga (así podría ser utilizada eventualmente en papel), con la salvedad de que no sea de mas de 2Mb.

Si la imagen es un dibujo

Wiki-RGB.jpg
Wiki-RGB.png
Wiki-i8.png
De arriba a abajo: JPEG suavizado (917 bytes), PNG espacio RGB (874 bytes) y PNG indexado a 8 colores (280 bytes).

¡JPEG no es bueno para dibujos! Las simplificaciones que hace este algoritmo son desastrosas cuando tiene que vérselas con imágenes detalladas como textos, o con cualquier objeto con bordes definidos. Si ves cosas extrañas, como pelusillas o artefactos en su imagen, o bien la estás comprimiendo demasiado o JPEG no es el formato ideal para tu imagen.

GIF y PNG son casi intercambiables, ya que PNG fue diseñado como reemplazo de GIF. Recomendamos PNG encarecidamente, puesto que es un formato superior, es de uso libre y no tiene la amenaza de posibles problemas legales.

Tanto GIF como PNG tienen la posibilidad de trabajar con varias profundidades de color. En el caso del GIF comprimido, sólo hasta 256 colores en una paleta elegida de entre millones de posibilidades. Hay que tener en cuenta que si se graba una imagen GIF con toda la profundidad de color, el archivo ocupará más y no se habrá ganado más calidad.

No creas que los resultados son malos, sobre todo el gráficos y dibujos lineales, ya que cuando se usan tintas planas el número de colores empleados es muy reducido. En tal caso puedes elegir el número de colores que se ajuste al número de tintas utilizadas. A menos colores, un fichero más pequeño. En general, cualquier dibujo de tinta plana a una resolución de 8 bits (256 colores) debería ocupar bastante poco y, además, verse muy bien.

Pero además PNG puede trabajar con todo el rango de colores, por lo que serviría para imágenes que se quieran incorporar con una calidad excepcional, ya que al contrario que el JPEG utiliza un algoritmo sin pérdida de calidad.

Recuerda comprobar el tamaño de la imagen en píxeles y reducir la resolución si esta es exagerada (más de 500x500 px2 por ejemplo).

Tampoco se debe usar JPEG si se puede guardar la misma imagen con PNG en más o menos el mismo tamaño. Muchas veces ocupará menos con PNG (de esto se trata) y a veces no... si no es el caso, no somos puristas, usa alguno de los otros. El único problema de PNG es que no puede ser visualizado directamente por navegadores web antiguos.

Las imágenes generalmente rondan los 50KB (o menos). Siempre que tengas una imagen de más de 100KB deberías plantearte un buen trabajo de optimización. Para símbolos pequeños, es fácil conseguir tamaños de 1 a 4 k.

Para obtener la máxima compresión en archivos de formato PNG, existe un programa libre llamado OptiPNG, el cual puede reducir el tamaño de casi cualquier PNG (exceptuando aquellos ya optimizados) sin pérdida de calidad, hasta el límite matemático. OptiPNG se encuentra disponible para Linux y Windows y puede se desacargado de http://optipng.sourceforge.net/ (documentación en inglés).

Se puede ver una colección de programas que pueden ayudar en el siguiente enlace: http://burnallgifs.org/#software

Todos los navegadores modernos admiten el formato PNG, aunque hay que tener en cuenta la conocida incapacidad de Internet Explorer de mostrar las transparencias de estas imágenes correctamente.

Sobre la edición de las imágenes para Internet

A pesar de haber elegido uno de los formatos anteriores para la publicación de imágenes en Internet (u otro medio con ancho de banda limitado), no se debe eliminar nunca la imagen original. Esta debería guardarse en un formato sin pérdida (o muy poca pérdida) y con 24 bits de profundidad.

Si más adelante necesitas cambiar la imagen deberás hacerlo desde el original. Si no guardas el original y haces tus modificaciones sobre la imagen de poco peso preparada para Internet, corres el riesgo de una pérdida de calidad progresiva.

Un clásico ejemplo que ilustra la necesidad de modificar una imagen en 24 bits de profundidad es el cambio de tamaño. Si intentas hacer más pequeña una imagen con una profundidad de 8 bits (256 colores), ésta se verá muy pixelada y se notará una grave pérdida de calidad.

Por el contrario, si usas la imagen original en 24 bits para cambiar el tamaño y posteriormente se guarda en el formato de 8 bits (256 colores), no existirá ninguna pérdida, obteniendo así una imagen más nítida y mucho menos pixelada.

Esto también es aplicable a las imágenes JPEG. Si la imagen que se guarda tiene un alto grado de pérdida, en cada modificación perderá algo de calidad. Si, por el contrario, parte siempre del original, sólo tendrá la pérdida correspondiente a la optimización de tamaño. También puede ser que con el paso del tiempo te interese guardar las imágenes con una mayor calidad (p.e. un mayor ancho de banda disponible). Si has guardado los originales tan sólo tendrás que guardar la imagen de nuevo en la calidad deseada. Si sólo tienes la imagen de poco peso, no existe ninguna manera de que recupere la calidad inicial.

Por todo ello es aconsejable guardar las imágenes originales. Una buena costumbre para llevar esto a cabo es tener en un directorio diferente los originales, para facilitar luego la subida de las imágenes a Internet.

Sobre la edición de las imágenes para imprenta

Consulta con la imprenta los formatos de color que te recomienden, JPEG no es el formato mejor para esta tarea, sino otros que funcionan con teorías del color compatibles con la forma que tienen las imprentas de trabajar con las tintas.

Sobre los gráficos vectoriales

Actualmente la W3C ha desarrollado un formato de gráficos vectoriales libre de patentes denominado SVG (Scalable Vector Graphics). Sin embargo, esta tecnología está siendo implementada actualmente por unos pocos navegadores, haciéndola poco accesible para muchos visitantes cuyos navegadores no la soportan. Por esta razón el uso de gráficos vectoriales SVG no es recomendado.

En resumen

  • Edita la imagen con tu editor de imágenes favorito.
  • Redimensiona la imagen al tamaño al que va a ser visualizada en el artículo. Actualmente esto es opcional y de hecho se recomienda que la imagen tenga toda la calidad que sea posible.
  • Grábala con un nombre de fichero descriptivo (nada de «IMG45665.png»)
  • Si es una foto o un dibujo con mucho detalle y colores prueba con el formato JPEG. Guárdala con varios factores de compresión (entre 30 y 70%). Desecha las que tengan una calidad muy deficiente. Escoge la que menos pese del resto.
  • Si es un dibujo, no uses el formato GIF, grábalo con el formato PNG. Prueba como en el caso anterior con varios factores de compresión y ajusta la paleta si el dibujo tiene un número de tintas planas reducido. También se puede utilizar el programa optimizador que se recomienda más arriba.
  • Tampoco está de más comparar el peso en formato PNG y JPEG. Elige el PNG si pesa menos o solo un poco más que el JPEG.

Véase también

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.