Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 10 de enero, 19:30 horas, Conferencia Despoblación y reto demográfico en la España vacía, a cargo del ateneísta EDUARDO MOYANO ESTRADA. Sede del Ateneo.
Jueves, 13 de enero, 20:00 horas, presentación de los libros Letra de vuelta, de José Félix Olalla y Las estaciones, de Antonio Varo Baena. Sede del Ateneo.
Jueves, 20 de enero, 19:00 horas, presentación del libro El secreto tras los susurros, de Antonio Fernández Aguilar. Sede del Ateneo.
Viernes, 21 de enero, 17:30 horas. Convocatorias Asambleas ordinaria y extraordinaria. Sede del Ateneo.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
IX Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2020 y Extraordinarias 2021, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Barrio de Los Olivos Borrachos

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Los Olivos Borrachos es un barrio tradicional de Córdoba formado por unos 3.000 vecinos y ocho calles, situado al oeste de la ciudad en una estrecha franja entre las vías del ferrocarril y la avenida Periodista Quesada Chacón que parte el barrio en dos.

Los terrenos donde se levanta este barrio, actualmente con casi todas sus viviendas recién convertidas en adosados de relativa belleza arquitectónica en calles muy estrechas, fueron un olivar propiedad del Duque de Rivas hasta 1850. Hacia 1920 se parcelan estas tierras, en las que comienzan a asentarse ferroviarios mayormente. Al principio se construyen casitas de barro y paja o carbonilla prensada. Al final de los años 20 la población supera las 15.000 personas. Además de los trabajadores de Renfe se asientan en el barrio los de "La Letro" (Sociedad Española de Construcciones Electromecánicas) y los de Cenemesa.

Debido a su proximidad a la Estación de Cercadillas, Los Olivos Borrachos tuvo mucha fama en la época del estraperlo. Cuando los trenes hacían maniobras y pasaban junto a las casas que están muy cerca de las vías había gente que se subía a los vagones para sustraer la carbonilla, que era muy útil en las cocinas en aquellos años de posguerra.

El nombre del lugar proviene del olivar que existía antes de crearse el barrio. Parece ser que la gente que se iba a esta zona a jugar a las cartas mandaban a los críos a por vino a las tabernas "para los que están en los olivos" y la voz popular hizo que el vino fuese para los borrachos que bebían en los olivos, lo que terminó por designar al poblado Olivos Borrachos.

Entre los años 1962-1967 se construye la carretera que rompe para siempre el barrio, quedando una parte del mismo en la zona llamada Huerta de la Marquesa.

El material recogido en este artículo procede de una entrada de Cordobapedia, bajo licencia GFDL, previamente cedido por el Ateneo de Córdoba para su edición en Cordobapedia.