Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Jueves, 20 de febrero, 20:00 horas. Conferencia y Docurama:
“Campos de Concentración Nazis”, a cargo de Antonio Barragán Moriana
e “Hijos de Mauthausem. Tres generaciones del exilio cordobés”,
a cargo de José Barrios Gómiz y Christine Andreu. Sede del Ateneo.

Abierta la convocatoria para presentar candidaturas a las Fiambreras de Plata 2020. El plazo finaliza el 28 de febrero.

VII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Diego Angulo Íñiguez

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Diego Angulo Iniguez.jpg

Diego Angulo Íñiguez nació en Valverde del Camino (Huelva), el 18 de julio de 1901. Cursó estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Sevilla, siendo su maestro don Francisco Murillo Herrera. Después de realizar el doctorado en Madrid, marchó a Berlín, perfeccionando sus conocimientos junto al profesor Goldschmidt.

En 1925 obtuvo por oposición la cátedra de Teoría de la Literatura y las Artes de Granada, y cinco años después, en 1930, gana la de Arte Hispano Colonial de la Universidad de Sevilla. En 1939 se traslada a Madrid para ocupar la cátedra de Historia del Arte Moderno y Contemporáneo de la Universidad Central. Asimismo fue nombrado director del Instituto Diego Velázquez del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, cargo que ocupó hasta su jubilación en 1972.

En 1940 tomó a su cargo la dirección de la revista “Archivo Español de Arte” y en 1942 ingresa como miembro en la Real Academia de la Historia. Cuatro años después, en 1946, fue nombrado conservador adjunto de la dirección del Museo del Prado y desde 1963 fue vicepresidente del patronato. Desde 1969 a 1971 ocupó la dirección del citado museo, pasando luego a director honorífico. En 1976 fue elegido director de la Real Academia de la Historia.

Perteneció a un considerable número de academias, tanto nacionales como extranjeras. Viajó también por gran parte del mundo, recorriendo Hispanoamérica, Europa, Estados Unidos, Canadá, Rusia. Sus estudios han contribuido a la difusión y mejor conocimiento de nuestro patrimonio, especialmente pictórico y escultórico. Dirigió la publicación de los Documentos para la Historia del Arte en Andalucía, surgida a raíz de la apertura a los investigadores, en 1927, del Archivo de Protocolos Notariales de Sevilla, fuente de capital importancia para el conocimiento de nuestro pasado histórico-artístico.

Fue un gran conocedor del arte hispanoamericano, especialmente de la zona de México, tierra que en 1924 había recorrido detenidamente. A él se deben publicaciones fundamentales en este campo, como Planos de Monumentos de América y Filipinas, y la Historia del Arte Hispanoamericano. Muy importantes han sido también sus innumerables estudios sobre nuestro país, pudiéndose destacar La escultura en Andalucía, Arquitectura mudéjar sevillana, Alejo Fernández, Pedro de Campaña y otros muchos.

Pero quizá sus obras más conocidas y difundidas sean el Manual de Historia del Arte que ha servido para enseñar la materia a numerosas generaciones de historiadores, y Bartolomé Esteban Murillo, obra de la que se ocupó a lo largo de muchos años y cuyo texto vio la luz en 1981. Fue maestro de muchos historiadores del arte de nuestro país, dirigiendo un gran número de tesis doctorales. Murió en Sevilla el 5 de octubre de 1986.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Alberto Villar Movellán.