Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.

Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.

El canal está disponible en el enlace: https://youtu.be/H09BNMzeAJs

Actividades ya disponibles en el canal:

Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba

"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.

Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.

Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla

Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.

"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

El reto de la capitalidad

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
En un entorno de crisis como el actual es necesario plantearse retos. Hacemos poco por nosotros mismos y por los demás si nos quedamos parados viendo cómo el tiempo pasa. En el caso de nuestra ciudad, 2009 es un año esencial para conseguir la capitalidad europea de la cultura en 2016. Lejos de lo que algunos piensan, ello no depende solo de los que nos gobiernan o de fundaciones y comisiones creadas para lograrlo. Es tarea de todos. Para Córdoba y sus ciudadanos, debe ser un objetivo prioritario. Puede conseguirse, pero hay que dar los pasos precisos para ello.

No basta con alegar nuestros más de dos mil años de historia. Nuestra capitalidad de la bética romana o del califato. El que seamos un crisol de tres culturas. El que nuestro casco histórico sea Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco. Ello es bien conocido y necesario, pero no suficiente. Me explico.

La candidatura debe poner de manifiesto realidades y carencias que pueden solventarse de conseguir el objetivo. Entre las realidades, se encuentra todo lo ya mencionado. Entre las carencias, además de algunas infraestructuras -ejemplo: el tan consabido Palacio del Sur-, es preciso llegar a concebir una oferta cultural uniforme, de calidad y participativa. En nuestra ciudad existen instituciones que llevan a cabo una labor encomiable al respecto: la Real Academia, Cajasur, el Ateneo y un amplio listado de fundaciones y asociaciones u otras entidades, así como las distintas administraciones, los medios de comunicación o la propia Universidad. Sólo hay que dar sensación de unidad a toda esta acción cultural. No es algo complicado, sino todo lo contrario.

También debe visualizarse la participación. Los agentes culturales han de controlar el número de personas que acuden a los actos y que esa información trascienda a los medios y se haga constar en sus correspondientes memorias, aunque para ello haya que utilizar medios informáticos que no exigen un gran desembolso económico.

Cultura lo es todo: arte, cine, teatro, literatura, música, cocina, pero también el trato hacia los demás y el respeto a nuestro entorno medioambiental. En Córdoba se debe respirar un buen hacer, una sensación de limpieza y de orden. Por tanto, hemos de olvidarnos de absurdas polémicas o de dar la sensación de que cada uno va por su lado.

La complicidad de la provincia resulta esencial. Todos y cada uno de sus pueblos deben tomar el reto de la capitalidad como algo propio (la labor de la Diputación es clave). Córdoba no se comprende sin algo que hay en cada uno de ellos. Sirvan como ejemplo los caldos de Montilla-Moriles, los productos del cerdo ibérico del Valle de los Pedroches, los licores de Rute, la Semana Santa de Puente Genil, la riqueza artística de Priego o la prehistoria de Zuheros.

El mundo empresarial debe volcarse en la iniciativa. No solo a través del esfuerzo económico, sino permitiendo que se visualice tanto en el interior como en el exterior. Las cartas de los restaurantes deben reflejar nuestra riqueza gastronómica; los bares de copas, ser lugares de encuentro de distintas manifestaciones culturales, y los productos cordobeses, reflejar el proyecto de capitalidad como un refrendo de calidad.

En fin de año felicitaba con un sms algo lacónico pero ilustrativo: “Nada escapa a la ilusión de todos”. Solo de este modo podremos conseguir la capitalidad, comenzando, desde hoy mismo, por votar en la web [1] ¡Hay que creérselo!
Javier Martín Fernández
Diario Córdoba, 16 de enero de 2009