Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 10 de enero, 19:30 horas, Conferencia Despoblación y reto demográfico en la España vacía, a cargo del ateneísta EDUARDO MOYANO ESTRADA. Sede del Ateneo.
Jueves, 13 de enero, 20:00 horas, presentación de los libros Letra de vuelta, de José Félix Olalla y Las estaciones, de Antonio Varo Baena. Sede del Ateneo.
Jueves, 20 de enero, 19:00 horas, presentación del libro El secreto tras los susurros, de Antonio Fernández Aguilar. Sede del Ateneo.
Viernes, 21 de enero, 17:30 horas. Convocatorias Asambleas ordinaria y extraordinaria. Sede del Ateneo.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
IX Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2020 y Extraordinarias 2021, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Enrique Moreno Rodríguez

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Enrique Moreno.jpg

El escultor Enrique Moreno Rodríguez nació en Montalbán de Córdoba el 14 de abril de 1900 y llegó a Córdoba muy joven con el inmenso bagaje de su quimera cultural y artística por único patrimonio; no tardó en hacer amistad con otros jóvenes y artistas y escritores. Durante los años comprendidos entre 1915 y 1918 estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba –dibujo, modelado y vaciado-, aunque su formación definitiva se la debió a sí mismo, estudiando las nuevas corrientes que se habían producido en la Europa de los primeros años del siglo.

Pensionado por la Diputación Provincial de Córdoba, Enrique Moreno viajó a París, donde asimilaría conceptos de la vanguardia escultórica, de Alexander Archipenko e Iván Mestrovic sobre todo, con los que crearía su estética, que era simbiosis de neocubismo y expresionismo.

Con esculturas de este corte, Moreno hizo su primera aparición pública en Córdoba, en 1923, en el Círculo de la Amistad, en exposición conjunta con su entrañable amigo el pintor Rafael Botí, teniendo como denominador común la audacia vanguardista. Dos años más tarde de esta polémica exposición, el inquieto escultor nacido en Montalbán pasó a ser la figura más representativa de la modernidad en Córdoba, siendo conocido con el nombre de El Fenómeno, no sólo por sus creaciones artísticas sino por su cultura, su brillantez de palabra y por sus ideales de rebeldía. Su condición de intelectual le llevó a ser amigo de José Ortega y Gasset, con quien aparecía en calles y tertulias cuando éste viajaba frecuentemente a Córdoba, donde tenía sus raíces.

Su producción escultórica, salvo un grupo decorativo que hizo para la Facultad de Medicina de Cádiz, tuvo como destino Córdoba y su provincia. Además de otras obras que se destruyeron, para la capital realizó el monumento al músico cordobés Eduardo Lucena –hoy situado en la plaza Ramón y Cajal-, el busto de otro músico paisano, Cipriano Martínez Rücker, para los jardines de la Agricultura, y bustos-retratos de personalidades de la localidad.

Para la provincia realizó un monumento al pintor barroco Antonio Palomino, en su pueblo natal, Bujalance -que fue destrozado en la Guerra Civil- y un busto del poeta Manuel Reina en su Puente Genil natal.

Como consecuencia del alzamiento militar, Enrique Moreno fue fusilado trágica y absurdamente el 9 de septiembre de 1936 en la Córdoba de sus amores.

Referencia

Galería fotográfica