Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Edita en una página

Federación de Peñas Cordobesas

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

La Federación de Peñas Cordobesas es una Asociación de ámbito local que agrupa las principales peñas existentes en la ciudad. Tiene su sede desde 1977 en la calle Conde y Luque nº8, en un local que cedió la Obra Social y Cultural Cajasur en usufructo. Su primer local social lo tuvo en el año 1968 en la Plaza de Judá Leví (edificio que fue de la Oficina Municipal de Turismo cedido por el Ayuntamento). Contaba en el año 2007 con 232 peñas federadas.

Historia del Peñismo en Córdoba

Las peñas en Córdoba hasta la década de los 60

Las primeras informaciones de peñas o más bien llamados Club en Córdoba, las da Ricardo de Montis en sus libros sobres Notas Cordobesas dedicando dos de ellas a "Las Turbas" y "El Club Mahomentano". Pero donde escribe con más destalle de estas primitivas agrupaciones es la información expuesta sobre la vida y milagros de los pesonajes populares que las componían.

En los años veinte del siglo XX ya había establecidas peñas que respondían más a un ámbito casi privado, donde un grupo de amigos se reunían en algunas tabernas típicas para exaltar en tertulias y peroles los valores castizos de la ciudad, teniendo muy presente el mundo taurino y carnavalesco. Hay que destacar la Peña Los Legítimos en la Taberna de la Sociedad de Plateros - Séneca, lugar donde de reunía Julio Romero de Torres con artistas y escritores como Ramón María del Valle-Inclán, Azorín, Ortega y Gasset, Pío Baroja, que con cierta frecuencia venían a disfrutar del embujo de Córdoba con el inmortal pintor.

En los años treinta ya estaban más organizadas con una proyección más participativa y social hacia la ciudad; es el caso de la Peña Los 25 Corozos, la Peña Los Aviones, Peña El Salero o la que fue la famosa Peña Los 99 fundada en el año 1935 donde ésta desarrolló con gran esplendor sus actividades en las romerías y feria de mayo del año 1936. Hubo comentaristas que recogen en sus escritos de los años cuarenta y cincuenta que esta peña ha sido el fermento de todas aquellas que resurgieron en lustros posteriores.

Había muy pocas Peñas a principios de los cuarenta, las más nombradas eran la Peña Racinguista de carácter más deportivo, Peña Los Birundis, Peña Los Corozos también nombrada La Coroza que centraban su mayor actividad en sus famosas casetas de mayo y la singular Peña El Salinero. A partir de 1944 otras peñas comenzaron su actividad por este orden: Peña Los 15 Mediantes, Peña El Limón, Peña Los Imposibles, Peña Los Vinicilinos y a finales de la misma década en 1947 aparecieron la actual decana Peña Los Romeros de la Paz, Peña Los 14 Pollitos, Peña Club Calerito y Peña Los 15 Candiles todas desaparecidas, menos la actualmente decana y Calerito.

Las Peñas por los años cuarenta y principios de los cincuenta mantenían su autonomía donde cada cual hacía en sus respectivos barrios lo que creían mejor según sus hábitos y costumbres, aunque había un punto común en ellas que era exaltar los valores castizos y tradicionales de Córdoba y Andalucía.

Partió del presidente de la Peña Los 15 Candiles Enrique Timoteo Franco la idea de hacer una Federación de Peñas, para así poder coordinar mejor las muchas actividades que tenían en común, como: Romerías, Cruces de Mayo, Casetas de Feria, y otros eventos. Para llevar esta idea a cabo se reunieron el 7 de abril 1954 en el local social de Los Romeros de la Paz en la calle Santa María de Gracia los representantes de las siguientes Peñas: Peña Los Compadres, Peña Los Cabales,Peña Los Romeros de la Paz, Peña Los X, Peña Los 14 Pollitos, Peña Los Califas, Peña Los 15 Candiles , Peña Los Abderramanes, Peña Los Marianos, Peña Puerta Nueva, Peña Los Olivos y algunas más, para tratar de elevar a la Comisión de Ferias y Festejos del Ayuntamiento de la Ciudad las opiniones acordadas con respecto al engrandecimiento de los festejos de la Feria de Mayo así como la participación activas de las Peñas en ellos.

En esta reunión, se trato de fomentar las Cruces de Mayo y Romerías de Santo Domingo y Linares e igualmente se reclamaba que en la Cabalgata de los Reyes Magos tuvieran las Peñas algún protagonismo, así como en la participación en la Batalla de las Flores preludio de la Feria de Mayo. Hacían constar que para engrandecer los festejos por parte de las Peñas era necesario la ayuda económica del Ayuntamiento hacia hacia las mismas, ya que sus arcas no llegaban para tanto evento.

Presidieron dicha reunión Enrique Timoteo Franco por la "Peña Los 15 Candiles", José Martínez Castro por los "Abderramanes", José Hernández Bellido por "Los "X", José Alcalá, por "Los 14 Pollitos" y Ramón Gutiérrez Rodríguez por "Los Romeros de la Paz".

Al terminar la reunión se brindo por el progreso de la Peñas cordobesas y por su futura Federación, dando vivas y exaltaciones a Córdoba. Este fue el primer encuentro formal que las Peñas daban para llegar a una Federación. Largo tiempo tuvieron que esperar hasta que se hiciera realidad este deseo, pues tuvieron que superar muchísimos obstáculos, quedando en el intento algunos peñitas y también alguna que otra peña. Este reconocimiento llegaría de manos de Antonio Guzmán Reina alcalde de Córdoba en el año 1964.

Otro paso importante -muy poco documentado- donde de una forma pública las Peñas representadas por varios presidentes rindieron un homenaje el 29 de mayo de 1955 al alcalde de Cordoba Antonio Cruz Conde en la caseta municipal. Fue José Ponferrada Alcántara presidente de la Peña Los Compadres que hizo el ofrecimiento del acto; el presidente de la Peña Los Chicuelas le impuso el escudo en oro de la ciudad y Ramón Gutiérrez Rodríguez presidente de la Peña Los Romeros de la Paz, le hizo entrega de un artístico pergamino, obra tallista y pintor Rafael Valverde y por ultimo Ginés García Martínez, le entregó un magnífico album de firmas. El alcalde emocionado agradeció este acto, con palabras de elogio hacia las Peñas, exaltandos a todos sus representantes continuaran el camino de las costumbres castizas de nuestra ciudad.

Hubo otro acontecimiento donde las Peñas se unieron antes de la fundación de la Federación, fue el acto homenaje que se le dio 19 de mayo 1957 al entonces alcalde de Córdoba Antonio Cruz Conde en el Museo Taurino y Arte, donde en nombre de los presidentes de las Peñas se le hizo entrega de un tríptico con las imagenes de San Rafael, San Acisclo y Santa Victoria obra de Rafael Díaz Peno por el presidente del Club Cañero Dionisio Ortiz Juárez. Dicho reconocimiento estaba basado en la agradecimiento que se le hacía al alcalde por su labor de gran cordobés en pro de la ciudad al habésele recibido la Gran Cruz del Mérito Civil.

Es verdad que las peñas quisieron que fuera un acto con gran esplendor y repercusión, con la participación de todos los peñistas de la ciudad, pero no pudo ser, debido a una orden gubernativa del entonces goberandor civil Juan Victoriano Baquero que mandaba todo se redujera a una reunión de los presidentes con el homenajeado.

Esta orden causo malestar y decepción entre los cordobeses, pues no comprendían como un acto popular pedido por el pueblo representado por las Peñas, quedara en una reunión entre el alcalde con sus presidentes y algunos invitados más, ya que todo lo organizado era fruto de querer patentizar el afecto que le debían a su alcalde.

Antonio Cruz Conde supo interpretar el sentir de las Peñas y de los cordobeses agradeciendo dicho acto dentro de lo que a él le competía y correspondía, sirviendose al final una copa de vino de la tierra.

Otro acto que reunión esta vez de una forma masiva a los penistas fue el nombrar como patrón de las Peñas a San Rafael. Para ello el 24 de octubre de 1957 se dieron cita en la iglesia de Juramento más de doscientos peñistas dónde se ofició una misa por el entonces canónigo Antonio García Laguna.

Fundación de la Federación de Peñas Cordobesas

Al llegar a la alcaldía Antonio Guzmán Reina recogió el sentir de las Peñas en cuanto hacer posible la Federación de Peñas Cordobesas tan deseada y demanda por los peñistas. Puso todos sus conocimientos jurídicos para dar forma a una Federación que estuviera acorde con las leyes vigentes en aquel momento.

Tras las negociaciones con el gobernador civil Prudencio Landín y organismos superiores, la Federación fue fundada el 16 de marzo de 1964 al reunirse los presidentes de las Peñas en la sala capituar del Ayuntamiento, bajo la presidencia de Pascual Navarro de Miguel y de Antonio Palomino Herreros ambos concejales.

Se llegó al convencimiento de que las Peñas deben actuar de una forma conjunta, siendo conveniente una Federación de las mismas. Visto este punto preliminar se procedió a la elección de una Junta provisinal hasta tanto fuera aprobados unos estatutos. Como presidente, se designó a Pascual Navarro de Miguel concejal del Ayuntamiento; vicepresidente primero, José Bellido Romero del Círculo Taurino vicepresidente segundo, Francisco Heredia Martínez de la Peña Los Romeros de la Paz; secretario, Juan Ruiz Fernández, de la Peña Los Emires; tesorero, José Varo Zafra de la Peña Los 33 Mosquitos; contador, José Córdoba Zeedor de la Peña los 14 Pollitos; vocales, José Monje Ruiz de la Peña Los amigos del Cordobés, José Luis Rodríguez Martínez de la Peña Vespa Club, Francisco Medina Ibáñez de la Peña Los Minguitos y como asesor al periodista Juan Montiel Salinas.

La primera reunión de la Junta Provisional se efectuó el dia 21 de marzo de 1964 en la sala capitular del Ayuntamiento, siendo tratado como principal tema el proyecto de estatutos que se había confeccionado de forma extraordinaria prevíamente, llegandose a leer artículo por artículo por el secretario Ruiz Fernández, hasta llegar a un acuerdo por unánimidad de todos los presentes.

Una vez concluido la probación del proyecto de Estatutos se acordó por unanimidad conceder el primer Potro de Oro al alcalde Antonio Guzmán Reina, por su desmedido afán en hacer realidad la Federación de Peñas que consecuentemente repercutiría en el engrandecimiento de Córdoba.

Con la Junta Provisional nombrada empezaron llegar las primeras actividades, entre ellas el conceder Potro de Oro a la Princesa Reina Sofia, a la Duquesa de Alba y como entidad al Centro Filarmónico, así como hacer un acto festivo mediante una verbena en el Campo de la Merced, donde se nombró la primera reina de las Peñas, recayendo en señorita Encarnita Blesa Salinas.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Cordobapedia, bajo licencia CC-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) y/o la licencia GFDL.