Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

ATENCIÓN QUEDAN SUSPENDIDOS TODOS LOS ACTOS Y ACTIVIDADES PROGRAMADAS. SE COMUNICARÁ SU REINICIO.

II JORNADAS CULTURALES FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA.APLAZADAS

Viernes 13 de marzo, las 19:30 horas: Concierto Trío ARCAMO:
Libertad Arce (piano). Juan Carlos Carrillo (flauta). Mariló Moreno (clarinete). Lugar: Real Círculo de la Amistad.APLAZADO

Lunes 16 de marzo, 19:30 horas. Ciclo POETAS EN EL ATENEO: recitará el poeta malagueño José Sarria.
Presenta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.APLAZADO

Jueves 19 de marzo. 19:30 en la sede del Ateneo. Conferencia de Pepe Carmona: "Preludios del toque en la Córdoba del siglo XIX".
Al cante: Lucía Leiva. A la guitarra: David Navarro.APLAZADO.

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Comienza una página

Francisco de Paula Tarín Arnau

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Francisco de Paula Tarin Arnau.jpg
Francisco de Paula Tarín Arnau nació en Godelleta (Valencia) el 7 de octubre de 1847, estudia en la capital de su provincia natal, lugar en el que inicia los estudios de Derecho aunque problemas de salud le hacen abandonarlos. Con 26 años entra en la Compañía de Jesús en la localidad francesa de Poyanne, siendo ordenado sacerdote diez años más tarde en el Colegio de Oña (Burgos).

Terminados todos sus estudios decide dedicar su vida a ejercer de misionero rural siendo, con el tiempo, reconocido como uno de los técnicos de las misiones modernas. En el Puerto de Santa María inicia su labor apostólica, realizando la labor de atender a las víctimas de la peste. En esta época sufre una herida en su pierna derecha que le daría fuertes dolores hasta el término de sus días, haciendo que en los últimos años predicara de rodillas sobre una silla. Durante 22 años estuvo realizando su labor evangelizadora por diversas partes de España, centrando su labor en Andalucía, Castilla, León y Extramadura. Fue llamado "el apóstol del Sagrado Corazón".

El cometido diario que a sí mismo se había marcado el padre Tarín consistía cada jornada en comenzar con rosarios de la aurora y seguir con sermones de la mañana, misión especial para los niños, conferencias para hombres, mujeres y jóvenes, pláticas en las cárceles y hospitales, visitas a enfermos pobres y procesiones de impedidos, instrucción y ejercicios espirituales a comunidades religiosas. Por la noche realizaba los sermones más fuertes en plazas o iglesias, que iban seguidos de confesiones hasta la madrugada. Este ritmo de trabajo no lo atemperó ni en los seis años que rigió la residencia jesuita de Sevilla. Alentó la creación de nuevas órdenes religiosas como la de las Preservadas de Sevilla.

Nunca prestó atención a la herida gangrenosa de su pierna derecha; solamente desprendía con unas tijeras los pedazos de carne muerta. En estas condiciones, tuberculoso, con frecuentes fiebres, afónico, sólo dedicaba al descanso un máximo de tres horas diarias. Sin disminuir su ritmo de trabajo, en la localidad sevillana de El Coronil las enfermedades y el cansancio le vencieron dando tiempo a trasladarlo a Sevilla donde murió el 12 de diciembre de 1910.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Jesús Cabrera Jiménez.