Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Programa de la Semana Cultural "Córdoba de Gala"

Viernes, 27 de enero, 19:30 horas presentación del poemario "Entre perros y ángeles", de Luis María Pérez (Ganador del XXXVIII Premio Juan Bernier de poesía).
Presenta la ateneísta y poeta Pilar Sanabria.

Lunes, 30 de enero, 19:00 horas, presentación del libro "La Herida de Leopoldo de Luis en el Paraíso del Sur" de Juan Ignacio Trillo Huertas.
Intervendrán el autor y Jorge Urrutia (Catedrático Emérito de la Universidad de Madrid Carlos III). Presentará el acto el Vicepresidente del Ateneo y poeta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.

Martes, 1 de febrero, 19:30 horas se presentará el relato "Así, la vida" del narrador, escultor y poeta Ramón Rodríguez Pérez (Ganador del Premio X Concurso de Relatos "Rafael Mir").

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
IX Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

José de Palafox y Melci

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

José Rebolledo de Palafox y Melci, duque de Zaragoza (Zaragoza, 1776 — Madrid, 15 de febrero de 1847), fue un militar español, que participó como capitán durante el sitio de Zaragoza en la Guerra de la Independencia. Por sus ideas liberales tuvo altibajos en su carrera, acabando sus días en Madrid tras la dirección del Panteón de Hombres Ilustres, donde murió en 1847.

Biografía

Procedente de familia noble (era el tercer hijo de los marqueses de Lazán) y educado en la Corte española, pertenecía al cuerpo de Reales Guardias de Corps desde 1792.

Al estallar la Guerra de la Independencia en 1808, Palafox ya era brigadier y acompañó a Fernando VII a Bayona.

Después de intentar infructuosamente, junto con otros, preparar la huida de Fernando VII, se escapó a España y tras un corto periodo de retiro, se situó a la cabeza de la resistencia aragonesa.

El 25 de mayo de 1808 fue proclamado por el pueblo como gobernador de Zaragoza y capitán general de Aragón, tras asaltar los ciudadanos el palacio de Capitanía General y apresar al antiguo capitán general Jorge Juan Guillelmi.

El sitio de Zaragoza

Una vez nombrado capitán general de Aragón (1808), y a pesar de la falta de dinero y de tropas regulares, no perdió tiempo y declaró la guerra a Francia, cuyas tropas ya habían invadido los territorios vecinos de Cataluña y Navarra. El ataque de las tropas francesas no se hizo esperar y así comenzaron los sitios de Zaragoza.

Zaragoza, ciudad casi abierta, tenía defensas anticuadas y escasas y había poca munición y vituallas, aunque abundantes fusiles. Las defensas resistieron, pero poco tiempo. Sin embargo, fue a partir de ese momento que comenzó la resistencia. Tras un mes de sitio y varios asaltos fracasados, los franceses lanzaron un gran asalto general al amanecer del 4 de agosto. Tras superar las defensas exteriores, los franceses entraron en la ciudad, luchándose cuerpo a cuerpo en las calles. Tras varias horas las tropas asaltantes eran señoras de media ciudad, pero el hermano de Palafox consiguió forzar su entrada en la ciudad con 3.000 hombres. Estimulados por las llamadas de Palafox y los implacables y resueltos demagogos que lideraban al pueblo, los habitantes decidieron resistir metro a metro la toma de los barrios que quedaban en su poder. La idea era retirarse al barrio del Arrabal, al otro lado del Ebro, si fuera necesario destruyendo el puente en caso extremo. La lucha, que se extendió nueve días más, resultó en la retirada de las tropas francesas el 14 de agosto, tras un asedio que había durado 61 días en total.

Palafox intentó aprovechar la situación y realizó una corta campaña a campo abierto. Pero cuando el ejército del propio Napoleón entró en España y derrotó a un ejército tras otro, Palafox se vio obligado a retirarse a Zaragoza.

Zaragoza sufrió un segundo asedio todavía más memorable que el primero. El asedio terminó tras tres meses con la caída de Zaragoza en manos francesas. La ciudad había caído por cese de resistencia, ya que se encontraba en ruinas y la lucha y las enfermedades, sobre todo la peste, habían reducido a menos de la mitad a la población. La capitulación se realizó con la oposición de Palafox, que se encontraba enfermo. El número de víctimas españolas fue asombroso, cifrándose en unas 54.000 personas (militares y civiles), cuando el censo de 1805 daba un total de 48.000 habitantes para Zaragoza.

Sus tropas sufrieron una grave derrota por el General Hugo en la batalla librada en el paraje de Peña el Águila, Anguita (Guadalajara).

Tras el asedio de Zaragoza

Tras el asedio de Zaragoza sufrió prisión en Francia, en Vincennes, y no pudo regresar a España hasta diciembre de 1813 con la firma del tratado de Valençay.

En junio de 1814 fue restaurado en sus funciones como capitán general de Aragón, pero se retiró poco después y dejó de participar en la vida pública.

De 1820 a 1823 Fernando VII le nombró comandante de la Guardia Real, pero más tarde le quitó todos sus honores y cargos por sus simpatías con los liberales. Palafox se mantuvo retirado muchos años.

María Cristina de Borbón le nombró duque de Zaragoza. A partir de 1836 tomó parte de nuevo en los asuntos militares y políticos como capitán general de Aragón y senador.

Bibliografía sobre los sitios de Zaragoza

  • C. W. C. Oman, Peninsular War, vol. i.

Bibliografía sobre el resto de campañas en las que participó Palafox [editar]

  • Serrano Copete, Javier (2008). Una historia de Anguita: el pueblo y su entorno. ediciones Aache,. Plantilla:ISBN 978-84-96885-50-9.
  • SIGISBERT HUGO, JOSEPH LEOPOLD (2007). Memorias del General Hugo. Renacimiento,. Plantilla:ISBN 9788484723189.

Enlaces externos

Wikiquote

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.