Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

II SEMANA LITERARIA (2018) DEL ATENEO DE CÓRDOBA.

Lunes, 12 de noviembre a las 19:30 horas, sede del Ateneo, presentación de los Premios
Juan Bernier (Libro "Ampuesta" de José Luis Molina)
y Rafael Mir de Relato ("Ruiseñores de Fuego" de Fernando Molero).

Miércoles 14, 20:30 horas, sede del Ateneo, presentación del poemario "Jardín de Paracelso" de Alfredo Jurado.

Lunes 19, 19:30 horas en el Círculo de la Amistad, presentación Libro-homenaje a Juana Castro.

Martes 20, 20:00 horas en el Círculo de la Amistad, presentación de la novela "Velas para el dragón rosado" de Miguel Ranchal.

Viaje a Montilla el sábado 10 de noviembre: Precio: 35 € por persona. Se pagará el mismo día.
Incluye: Viaje ida y vuelta, visita guiada museo Santa Clara, visita guiada Lagar y comida.
Fecha límite para apuntarse el 7 de noviembre.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Juan Martín "El Cabogatero"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Juan Martin El Cabogatero.JPG

Si en las cuencas mineras almerienses se ha situado el nacimiento de las tarantas, de Almería es el primer tarantero cuyo nombre ha llegado hasta nosotros: El Cabogatero. Juan Martín, que así se llamaba El Cabogatero, barrenero y cantaor, habría nacido, a juzgar por su nombre artístico, en Cabo de Gata (Níjar), hacia 1810. Murió en Serón el 24 de enero de 1880. Todavía se recuerda esta fecha por verdiales:

El veinticuatro de enero
de mil ochocientos ochenta,
el veinticuatro de enero,
en el pueblo de Serón
murió El Cabogatero
barrenero y cantaor.

Pero eso es prácticamente todo cuanto sabemos de él. Juan Martín tuvo que vivir la fiebre minera que siguió al descubrimiento del filón Jaroso -tendría entonces cerca de treinta años- y es más que probable que trabajase en algunos de sus tajos. El hecho de que su nombre haya pasado a la historia es prueba evidente de la fama y popularidad que en su día tuvo que alcanzar.

Su cante, como su vida, es uno más de esos misterios que rodean el nacimiento de los Cantes de las Minas. Hoy se le atribuyen algunas tarantas. Manolo de la Ribera (Tarantas del Cabogatero. Nueva Gran Antología RCA. Madrid, 1979, vol. VII) ha registrado una de ellas. Su letra dice:

Se lo dedico a Almería
este cante por tarantas,
se lo dedico a Almería,
por ser la tierra más pobre
que hay en Andalucía,
pobrecica pero noble.

Es una taranta bastante elaborada, y aunque su ejecución no entraña excesivas dificultades, sus tercios conforman frases de una bella musicalidad. Pero, ¿creó el Cabogatero esta taranta?, ¿cantaba así el barrenero que murió el 24 de enero de 1880?. Son interrogantes imposibles de despejar. Todos sabemos las inexactitudes que puede llegar a propagar la llamada transmisión oral de los cantes.

Fuente