Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Programa de la Semana Cultural "Córdoba de Gala"

  • Viernes 30 de septiembre.-
Inauguración de la SEMANA DE GALA por Federico Roca (Presidente del Ateneo de Córdoba) y Francisco Moreno (Presidente de la Fundación Antonio Gala).
Lección magistral EL CANTE EN GALA por Francisco del Cid.
Cerrará el Acto un espectáculo flamenco: al cante, Miguel Ropero, Emi Álvarez y Antonio de Pozoblanco; a la guitarra, Rafael Trenas y Manolo Baena.
Copa de vino, obsequio del Consejo Regulador Montilla-Moriles (Lugar: Fundación Antonio Gala. Horario: 20:00 h.) .

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Segismundo Moret

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Segismundo Moret.png

Segismundo Moret y Prendergast (Cádiz, 2 de junio de 1833 - Madrid, 28 de enero de 1913) fue un hacendista, literato y político español. Durante el reinado de Amadeo I fue ministro de Ultramar y ministro de Hacienda; durante el reinado de Alfonso XII, ministro de Gobernación; durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena, ministro de Estado, ministro de Fomento y nuevamente ministro de Gobernación y ministro de Ultramar; y finalmente, durante el reinado de Alfonso XIII, ministro de Gobernación y Presidente del Consejo de Ministros.

Estudió Derecho en la Universidad Central de Madrid donde en 1858 obtuvo la cátedra de Instituciones de Hacienda. Su origen gaditano y sus relaciones familiares y de negocios con Gran Bretaña le predestinaban a ser, como fue, un activo defensor del librecambismo.

En 1863 fue elegido diputado independiente por Almadén (Ciudad Real), escaño al que pronto renunciaría. Fue reelegido nuevamente en 1868 tras el triunfo de la revolución y colaboró en la redacción de la Constitución española de 1869.

Fue ministro de Ultramar en el gabinete presidido por el general Prim (1870). Durante su gestión se abolió la esclavitud en Puerto Rico, que quedó limitada a la libertad de vientres, conocida como Ley Moret, de 4 de julio de 1870 y promovió un texto constitucional para Puerto Rico. Pasó después a ser Hacienda en el primer Gobierno de Amadeo I (1871), pero tuvo que dimitir al poco tiempo a causa de ciertas irregularidades en dos concesiones de tabaco.

Nombrado embajador en Londres en 1871, fijó allí su residencia tras su dimisión como embajador, para dirigir un negocio bancario. En 1875, tras la restauración borbónica, regresó a España y fundó el Partido Democrático-Monárquico, que en 1882 se fusionó en Izquierda Dinástica y acabo dentro del Partido Liberal de Sagasta.

Fue nombrado en 1883 ministro de la Gobernación bajo el gobierno liberal de José Posada Herrera. Desde 1885 formó parte del Partido Liberal, en el que colaboró con Práxedes Mateo Sagasta como Ministro de Estado (1885-1888), Gobernación (1888, 1901 y 1902), Fomento (1892), Estado (1892 y 1894) y Ultramar (1897-1898). Su gestión como ministro fue muy rebatida por el industrial vasco Víctor Chávarri, quien entendía que la gestion de Moret y el tratado con Alemania perjudicaban los intereses de la industria pesada española, logrando derribarlo del ministerio. A la muerte de Sagasta, participó en las luchas por la dirección del partido, en dura pugna con Montero Rios, pero su falta de resolución y los pocos escrúpulos que en ocasiones había demostrado, le cerraron el camino. En 1897, siendo ministro de Ultramar, decretó la autonomía de Cuba y Puerto Rico, en un vano intento de impedir la emancipación de ambas colonias. Cerca de 1902 colaboró en la creación del Instituto de Reformas Sociales, embrión del futuro Ministerio de Trabajo.

Tras la dimisión de Montero Ríos debido a su intención de sancionar a los militares implicados en los hechos del diario ¡Cu-Cut!, ocupó la presidencia del Gobierno (1905-1906). Durante este mandato, apoyó a los militares e hizo aprobar la Ley de Jurisdicciones, que puso las ofensas al Ejército y los símbolos y unidad de España bajo jurisdicción militar, con lo que conjugó en contra suya a todos los sectores políticos catalanes. Una de sus armas para luchar contra ellos fue el apoyo que concedió bajo mano a Alejandro Lerroux, quien con su radicalismo demagógico podía apartar del catalanismo a las masas obreras barcelonesas. El atentado de Mateo Morral contra Alfonso XIII, mayo de 1906, le forzó a dimitir en julio de 1906, tras una gestión en que no había ganado ningún prestigio, quedando sin mayoría suficiente en las Cortes, aunque volvió a desempeñar brevemente tal cargo del 30 de noviembre al 4 de diciembre del mismo año, provocando la "crisis del papelito" (noviembre), pero el Congreso le hizo objeto de un voto de censura, y el nuevo gobierno de Moret hubo de presentar la dimisión a las 48 horas de haberse formado.

Tras los dramáticos sucesos de la Semana Trágica en 1909, de nuevo alcanzó la jefatura del gobierno sucediendo a Antonio Maura, al tiempo que desempeñaba la cartera de Gobernación, pero nuevamente hubo de dimitir en febrero del año siguiente al no conseguir la disolución de las Cortes para obtener una mayoría que respaldara su proyecto, siendo sustituido por Canalejas y derribado por sus compañeros de partido, que le vetaron y le obligaron a retirarse de la política activa. En 1912, cuando Canalejas fue asesinado, el gobierno del Romanones lo eligió como presidente del Congreso de los Diputados, cargo que desempeñó hasta su muerte.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.