Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

II SEMANA LITERARIA (2018) DEL ATENEO DE CÓRDOBA.

Lunes, 12 de noviembre a las 19:30 horas, sede del Ateneo, presentación de los Premios
Juan Bernier (Libro "Ampuesta" de José Luis Molina)
y Rafael Mir de Relato ("Ruiseñores de Fuego" de Fernando Molero).

Miércoles 14, 20:30 horas, sede del Ateneo, presentación del poemario "Jardín de Paracelso" de Alfredo Jurado.

Lunes 19, 19:30 horas en el Círculo de la Amistad, presentación Libro-homenaje a Juana Castro.

Martes 20, 20:00 horas en el Círculo de la Amistad, presentación de la novela "Velas para el dragón rosado" de Miguel Ranchal.

Viaje a Montilla el sábado 10 de noviembre: Precio: 35 € por persona. Se pagará el mismo día.
Incluye: Viaje ida y vuelta, visita guiada museo Santa Clara, visita guiada Lagar y comida.
Fecha límite para apuntarse el 7 de noviembre.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Trinidad Navarro Carrillo "La Trini"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Trinidad Navarro La Trini.jpg

Trinidad Navarro Carrillo, cantaora paya más conocida con el nombre artístico de La Trini, nació en Málaga en el año de 1868 y murió en su misma localidad allá por el año de 1930. Figura destacadísima de su tiempo, es una de las cantaoras más famosas de la historia. No fue sólo una excepcional intérprete de malagueñas, sino también creadora de varias formas personales del estilo, que han llegado hasta hoy y se siguen cantando mucho.

Perteneciente a una muy humilde familia, se dedicó desde joven al cante, triunfó pronto y se hizo célebre no sólo en Málaga, sino en toda Andalucía, trabajando en los principales cafés cantantes. Tuvo una vida repleta de sinsabores (perdió un ojo en plena juventud al pincharle, involuntariamente, su amante con una navaja cuando le ofrecía una aceituna, y la Trini, al querer tomarla con los labios se precipitó en cierto modo sobre la punta de la hoja).

Durante años fue propietaria en La Caleta (Málaga) de un ventorrillo que llevó su nombre y en el que se celebraron memorables reuniones de cante.

Fuente