Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Viernes, 10 de junio, 20:00 horas. Entrega de las Fiambreras de Plata 2022. Real Círculo de la Amistad, calle Alfonso XIII, nº 4.

Lunes, 13 de junio, 20:00 horas. Presentación del libro Homenaje al poeta Antonio Flores Herrera. (Varios autores). Presenta José Luis García Clavero. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Comienza una página

Un rebelde en la Transición

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Mitin en Montemayor
Antonio Gómez Romero El Papi fue una de las figuras más destacadas del movimiento obrero que se desarrolló en la ciudad en los años 70. El Ateneo lo homenajea mañana con motivo de su muerte

Los inicios de la Transición en Córdoba estuvieron marcados por una dura situación laboral y social en la que el movimiento obrero jugó un importante papel, siempre de la mano de figuras que resaltaron por sus dotes de movilización y lucha por los derechos de los trabajadores. Dos de los máximos responsables de esta corriente que se llevó a cabo en la ciudad fueron Antonio Gómez Romero El Papi y Antonio Perea Torres El Cahue, actual presidente del Ateneo, que llegó a conseguir la admiración de muchos pero también el rechazo de otros.

El Papi, que falleció el pasado verano en Lérida aunque en Córdoba no se ha tenido noticia de este suceso hasta hace unas semanas, forma parte de una época de cambio, de comienzo de una etapa política y de esperanza por adquirir nuevos derechos y libertades. Mañana el Ateneo le rinde homenaje en Bodegas Campos en un acto que contará con actor Juan Carlos Villanueva y del cantaor Antonio Muñoz El Toto.

Nació en Badajoz y con pocos años de edad se trasladó a Barcelona, donde vivió hasta 1974, momento en el que decide trasladarse a Córdoba. Aquí comienza a trabajar de peón de albañil y se introduce en la Organización de Izquierda Comunista (OIC) y más tarde en la CNT. El 24 de enero de 1976 la Asamblea de Parados convocó una huelga de la construcción que se conoce como El sábado gris. Es a raíz de este suceso cuando se conocen los dos.

Unas mil personas entre parados, sus mujeres y niños de corta edad, se reunieron ante la fachada de la sede de los sindicatos oficiales del Régimen para solicitar el subsidio de desempleo no contributivo a los trabajadores cordobeses en paro con cargas familiares. La protesta dio lugar a una dura batalla contra la policía. El lunes siguiente se declaró en el sector de la construcción una huelga general que alcanzaba a Córdoba y su provincia y que se prolongaría durante 15 días.

En este tiempo El Cahue era el encargado de repartir el dinero que había donado Cáritas -un millón de pesetas- entre los huelguistas. Así conoció al que fue durante un tiempo su compañero de andanzas. "Nos conocimos cuando fui a casa de los suegros de El Papi, donde él residía, porque iba a darle su parte del dinero, pero él no lo aceptó a pesar de que vivía en la indigencia" explica Antonio Perea. A partir de ese momento se hicieron casi inseparables.

Fue una época "irrepetible" en la que los trabajadores se solidarizaban con los compañeros que despedían. Esta extraña pareja -El Cahue procedía de un entorno rural y no tenía formación académica, sino que fue autodidacta, y El Papi se había educado en un colegio religioso-, eran unos rebeldes que intentaban sensibilizar a los obreros para que se organizaran ante la posibilidad de que el franquismo continuara una vez muerto Franco. En muchas ocasiones tuvieron que luchar contra la policía y "en el manejo de las piedras no nos ganaba nadie", recuerda.

El Papi es rememorado por su compañero como una persona solidaria, íntegra, que escribía poemas y dibujaba cómics, "era tímido, se ponía colorado cuando hablaba en las asambleas aunque era muy bueno". Su actuación también se centraba en los barrios marginales y en algunos institutos, donde tuvieron mucha aceptación. También leían poemas a los trabajadores en el descanso de las obras.

Iban por los bares proclamando sus ideales. "Nuestra letanía era que había que preparar una huelga general porque nos iban a aplastar los burgueses", recuerda El Cahue. Uno de esos bares era el pub Aspa, donde se reunían personajes que querían impulsar la ciudad hacia el cambio, como diseñadores, políticos y cantantes.

La historia de El Papi en Córdoba acaba en 1977. Con motivo de una huelga, los trabajadores se encerraron en la iglesia de San Nicolás pero él quedó fuera y a su intento de entrar en el templo fue golpeado por los policías. Fue detenido, acusado de agresión a fuerza armada por portar una navaja y condenado a 12 años y un día. "No encontraba ningún abogado que quisiera defenderlo, así que se fue a Toulouse". Allí permaneció hasta que el abogado Rafael Mir Jordano consiguió el archivo de su caso. Así pudo volver a España y fijó su residencia en Barcelona.
'''Ángela Alba'
El Día de Córdoba. 19 de marzo de 2008