Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Cambio de la Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Sábado, 4 de junio. Viaje a Cabra en conmemoración de la 175 fundación del Instituto Aguilar y Eslava. Incluye autocar, comida y una visita a Cabra y al Santuario de la Virgen de la Sierra. 25 euros por persona.

Lunes, 13 de junio, 20:00 horas. Presentación del libro Homenaje a Antonio Flores Herrera. (Varios autores). Presenta José Luis García Clavero. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Comienza una página

Urraca de Castilla y León

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Doña Urraca conocida como Urraca la Asturiana (Pelúgano, Aller, Asturias, España, h. 1133 – † Palencia, España, 1189) fue princesa de Castilla y Reina de Navarra.

Familia

Hija ilegítima del rey Alfonso VII de León y Gontroda Petri, nació hacia 1133 del romance que sus padres vivieron en el castillo de Soto. Fue separada de su familia materna e instruida por su tía paterna, la infanta doña Sancha, siendo la primogénita, ya que su hermano, hijo de Alfonso con la reina Berenguela de Barcelona, hija de Berenguer III de Barcelona y su segunda esposa Dulce de Provenza, no nacería hasta 1134.

Matrimonio e hijos

Como parte del proceso de paz de Alfonso VII entre Castilla y Navarra, se convirtió, muy joven, en reina de Navarra al casarse el 19 de junio de 1144 en León con Don García Ramírez de Pamplona, El Restaurador (nieto del Cid), día en el que se celebró una de las primeras corridas de toros. En la Chronica Adefonsi Imperatoris se describen las diversas celebraciones que tuvieron lugar aquel día para deleite de los asistentes, así como otros detalles de la fiesta.

Tuvieron una hija a la que llamaron Sancha.

La boda de Urraca

El 19 de junio de 1144 se celebraron en León las bodas entre Doña Urraca la Asturiana, hija natural de Alfonso VII y Gontroda Petri, con el rey de Navarra, García Ramírez el Restaurador. Según la Chronica Adefonsi Imperatoris:

El emperador envió legados a los condes, príncipes y duques del reino para que vinieran con toda su milicia a las nupcias reales. La noticia complació a todos, especialmente a los asturianos y a los hombres de Tineo; y obedeciendo la orden del monarca vinieron a las bodas con espléndida comitiva [...]
El aposento nupcial había sido preparado por la Infanta doña Sancha en los palacios reales, ubicados en San Pelayo. Alrededor de dicho aposento pululaba una multitud ingente de histriones, de mujeres y doncellas, cantando acompañados de aparatos de viento, trompetas, cítaras, laúdes y toda suerte de instrumentos.
El Emperador y el rey García estaban sentados en un trono regio elevado a las puertas del palacio imperial; los obispos y los abades, los condes, los duques y los príncipes, en asientos preparados en torno a los soberanos. Caballeros llegados de diversas partes de España atraídos por la fama de los festejos, haciendo correr a sus caballos aguijoneándolos con las espuelas, golpeaban unos tableros preparados al efecto con lanzas, según la costumbre de la tierra, para exhibir así su pericia y su valor juntamente con el de las cabalgaduras. Otros mataban con venablos toros enfurecidos por el ladrido de los perros. Por último, dejaron en medio del ferial a un cerdo para que los hombres con los ojos vendados se apoderaran de él matándole. Los "cazadores", apresurándose a dar muerte al animal, se golpeaban y herían mutuamente, entre el delirio de los espectadores. Y hubo así gran fiesta en aquella ciudad y bendecían a Dios que conducía todas las cosas por buen camino.
Estas bodas se celebraron en la era centésima octogésima segunda después de la milésima, el mes de junio.

Reina de Asturias

Aunque vivía en Navarra con su esposo pasaba temporadas en Asturias con su familia. En 1150, después de 6 años de matrimonio quedó viuda y se volvió a Oviedo, para estar más cerca de su madre, teniendo como residencia real el palacio de Alfonso II de Asturias, el Casto, junto a la catedral de San Salvador. Su padre le dio propiedades en la región a modo de infantazgo y le permitió seguir teniendo el título de reina, no ya del reino de Navarra, sino de Asturias, además era Señora de Aller. Desde 1153, en su corte de Oviedo, gobernó la región respetando el poder de su padre primero y su hermano Fernando II de León después, desde León, reino al que seguía perteneciendo Asturias. En este periodo destacó por su generosidad con la iglesia asturiana a la que hacía muchas donaciones, sobre todo a la Catedral de San Salvador y al monasterio de San Pelayo. Extrañamente no fue tan desprendida con el monasterio de su madre.

Segundas nupcias

Se casó en 1163 con un caballero asturiano que le ayudó a gobernar. Este caballero, de acuerdo a las investigaciones heráldicas del “Linaje de Navia” de Jesús Casado, Heráldico, se llamaba Álvaro Rodríguez de Navia, llamado así porque, en herencia de su madre, fue Señor del solar de Navia. Se desconoce el nombre de su madre, pero es evidente que fue poseedora de esos solares, puesto que los heredó su hijo. Se hallaba en el año en 1147 en la toma de Almería, a la que llevó a muchos vasallos y gentes de sus tierras de Navia, de Montenegro y de Lugo. Realizó, como su abuelo, valerosas hazañas comparables a las del Cid Campeador. Urraca y Álvaro Rodríguez protagonizaron un intento de independencia de Asturias en 1164, del que se tiene noticia por un documento de Otero de las Dueñas que está fechado así: "cuando la reina doña Urraca y don Álvaro Roderici quisieron que el rey Fernando II perdiese Asturias". Según otras fuentes, él aparece como Alvar Rodríguez de Tovar o Álvaro Roderici o Álvaro Rodríguez de Castro. Tuvieron estos hijos: 1º Pedro Álvarez de Navia, 2º Fernando Álvarez, del cual afirman algunos autores que era el primogénito. Este caballero heredó el solar de Tovar, que perteneció a su antigua varonía, y fue Ricohombre de Castilla, Adelantado de Extremadura en los tiempos de Alfonso VIII y aún parece que alcanzó el reinado de Fernando III El Santo. Se ignora con quién se casó, pero se sabe que fue hijo suyo Sancho Fernández, que es el primero que usó el apellido de Tovar por haberle hecho merced de la villa de ese nombre y de su jurisdicción, el Rey Fernando III el Santo. Contrajo matrimonio con Teresa Sánchez (hija de Sancho Sánchez, primer señor de Arellano, y de su mujer, que era hija de los Condes de Comenge) y tuvieron sucesión que se encontrará en el apellido “Tovar.”

Retirada pública y muerte

Después del intento de secesión no volvió a aparecer en ningún documento y su hermano empezó a figurar como rey de Asturias, por lo que sus últimos años son un misterio.

Hay quien sostiene que murió al año siguiente en Palencia. Otros, en cambio, dicen que siguió con su marido hasta que enviudó en 1179 y luego se hizo monja con su madre en el convento de Santa María de la Vega, muriendo en Palencia en 1189.

Lo que parece claro es que está enterrada en la catedral de San Antolín de Palencia. Dicen que cuando en 1552 restauraron el sepulcro, su cuerpo embalsamado estaba en muy buen estado. En esta catedral aún se conserva su sepulcro en arcón policromado.

Su insignia era una flor de lis asida con una mano; se dice que eligió este símbolo por la devoción que tenía a la Virgen. Siguiendo su ejemplo, muchos linajes de la zona usaron flores de lis en sus escudos.


Precedido por:
-
Reina consorte
con Fernán González

931-944 y 945-970
Sucedido por:
Ava de Ribagorza
Precedido por:
-
Duque de Gascuña
con Guillermo Sánchez

¿?-¿?
Sucedido por:
-
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.