Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Antonio Cañero Baena

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
ACB.jpg

Antonio Cañero Baena nació en Córdoba, el 1 de enero de 1885, de familia de gran tradición ecuestre y campera. Su padre don Manuel Cañero, profesor de equitación, fue su maestro y desde muy niño, influido por el ambiente familiar, comenzó a practicar ejercicios propios de la profesión ecuestre en el picadero que regentaba su padre. Ingresó en el Ejército como profesor de equitación, participando en numerosos concursos hípicos; en 1913 empieza a participar en festivales taurinos como torero de a pie, mostrando valor y condiciones. Su fama de rejoneador empieza en 1921, cuando participa en varios festivales taurinos. El éxito de los mismos le anima a dedicarse profesionalmente a este arte que le proporciona satisfacción y fortuna. En 1923, debuta en España como profesional, sale a la plaza vestido de traje de campo andaluz, y al mismo estilo y propósito corresponde el aparejo de su jaca y la especie de su doma. Mataba el toro a pie y con estoque si no lograba matarlo con el rejón de muerte. Orientó su arte en dirección singularísima, lo que le separa del rejoneo portugués. Concibe su actuación como una lidia completa del toreo a caballo, comienza a herir al toro con rejones de castigo, sigue banderilleándole y acaba usando el rejón de muerte.

Fue el primer rejoneador español, un artista taurino de primer orden, nadie le discute sus magníficas condiciones y destreza como jinete que quedarán en la memoria para siempre. Una polémica sobre su arte fue sostenida por dos revisteros portugueses, Antonio Riberro que criticaba su arte y Rogelio García, que lo defendía. Cañero ha rejoneado muchas veces con perfección académica pero ha preferido la alegría de los recortes, carreras y salidas menos solemnes pero más propias de las operaciones de campo que pretendía evocar en la plaza. Vivió retirado gozando del respeto de sus paisanos en su finca de Córdoba la Vieja, falleciendo el día 21 de febrero de 1952.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Rafael Sánchez González.