Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Viernes, 10 de junio, 20:00 horas. Entrega de las Fiambreras de Plata 2022. Real Círculo de la Amistad, calle Alfonso XIII, nº 4.

Lunes, 13 de junio, 20:00 horas. Presentación del libro Homenaje al poeta Antonio Flores Herrera. (Varios autores). Presenta José Luis García Clavero. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Bartolomé Jiménez Patón

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Bartolomé Ximénez Patón (Almedina, España, 1569 - Villanueva de los Infantes, 1640). Humanista, gramático y retórico español.

Nació en la villa de Almedina y fue bautizado el 15 de agosto de 1569. Sus padres fueron Bartolomé Ximénez y Apolonia Fernández, esta última con grandes rentas, por lo que siempre disfrutó a lo largo de su vida de una posición bastante desahogada. Estudió en el Colegio Imperial de los Jesuitas de Madrid, donde tuvo como compañero a Lope de Vega, de quien siempre fue un gran admirador; luego en la Universidad de Baeza y recibió órdenes menores en 1593; en 1597 estaba ya graduado en Artes y en 1598 era preceptor en Alcaraz y se dedicaba a escribir comedias en el estilo de su amigo Lope (Los amantes engañados, El casamiento deshecho, La tugancilla princesa...) y eso era notorio, ya que el consistorio municipal le pedía su colaboración dramática en los festejos, lo que dificultó algo su pretensión de ordenarse, por lo que decidió abandonar la carrera eclesiástica y tomar esposa y regentar la cátedra de Humanidades que Villanueva de los Infantes le había ofrecido y para la que fue contratado el 16 de agosto de 1600. Anduvo relacionado con varias academias de Toledo, como la Academia de Fuensalida y la del Conde de Mora, y con el círculo de amigos de Lope que allí residía.

Fue notario del archivo de la Inquisición de Murcia y correo mayor de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real). Comentó y tradujo epigramas de Marco Valerio Marcial y escribió diversas obras de gramática: Breves Institutiones de la Gramática Española (Baeza, 1614), compuesta para extranjeros que desean aprender la lengua y Epítome de la ortografía latina y castellana (Baeza, 1614). Publicó, además, el más importante manual de retórica de la época (Mercurius Trimegistus, sive de triplici eloquentia, 1621). Una parte del mismo es su Eloquencia española (Toledo, 1604). Además escribió diversos opúsculos: Discurso en favor del santo y loable estatuto de la limpieza de sangre (Granada, 1638); Reforma de trajes (1638), Proverbios concordados, El perfecto predicador (1612), Decente colocación de la Santa Cruz y Discurso de la langosta. Juan Pérez de Montalbán afirma en su Para todos que:

A los veinte años de su edad tenía hechas muchas poesías, comedias, autos y otras obras sueltas, divinas y humanas

Existe un documento fechado el 18 de febrero de 1597 donde se reseña que vendió cuatro comedias escritas por él. Al año siguiente entregó dos autos sacramentales para ser representados en Alcaraz. Se conocen los títulos de cuatro comedias suyas que se han perdido: Comedia del Peregrino, Comedia del casamiento deshecho, Comedia de la Tugancilla princesa y Comedia de los amantes engañados. Fue preceptor del Conde de Villamediana.

La Historia de la antigua y continuada nobleza de la ciudad de Jaén, muy famosa, muy noble, y muy leal, guarda y defendimiento de los reynos de España. Y de algunos varones famosos, hijos de ella (1628) es su obra histórica más importante. En 1983 se reeditó con un prólogo de Rafael Ortega y Sagrista donde se afirma que Patón refundió en realidad un texto anterior de Pedro Ordóñez de Ceballos. La Historia no hace referencia a los cronicones (generalmente poco históricos), por lo que su veracidad está muy asentada. Contiene principalmente biografías y genealogías de linajes jiennenses junto con hechos históricos de la época, sin rehuir el paisaje, la climatología, la industria y especialmente la agricultura. También escribió unos famosos Comentarios de erudicion, un perdido Albergue de pobres, una Visión en metro variado, una Relación de fiestas en la beatificación de Santo Tomás, en 1619 y una Cáthedra de erudición.

Patón hizo algunas contribuciones notables a la filología hispánica y a veces parece presagiar la gramática universal de Port Royal, pero quizá lo más interesante sea su observación sobre el seseo. El ceceo (cecear) existía desde el siglo XIII y tenía además las acepciones de "tartajear" y de "llamar a alguien con la interjección ce, ce". Sin embargo, del seseo no aparecen textos hasta el siglo XVII: en 1611 ó 1614 Bartolomé Jiménez Patón suministra la primera descripción conocida de sesear, pero aplica este verbo al hábito fonético de los valencianos (que pronuncian con /s'/ ápico-alveolar la c, ç) y lo contrapone al zezear de Sevilla.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.