Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 10 de enero, 19:30 horas, Conferencia Despoblación y reto demográfico en la España vacía, a cargo del ateneísta EDUARDO MOYANO ESTRADA. Sede del Ateneo.
Jueves, 13 de enero, 20:00 horas, presentación de los libros Letra de vuelta, de José Félix Olalla y Las estaciones, de Antonio Varo Baena. Sede del Ateneo.
Jueves, 20 de enero, 19:00 horas, presentación del libro El secreto tras los susurros, de Antonio Fernández Aguilar. Sede del Ateneo.
Viernes, 21 de enero, 17:30 horas. Convocatorias Asambleas ordinaria y extraordinaria. Sede del Ateneo.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
IX Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2020 y Extraordinarias 2021, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Califato Omeya

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

La dinastía Omeya llega al califato tras una guerra civil contra Alí. El oponente de Alí en la guerra civil fue Mu-Awiya o Moavia, familiar de Utmán y valí de Siria, el auténtico fundador de la dinastía omeya, ya que hace el califato hereditario. Fue Moavia quien obtuvo el favor de Medina y La Meca, y quien controlaba el occidente. Moavia fue proclamado califa tras la muerte de Alí en el 661. Todos los Omeyas tendrán que luchar contra las disidencias chiíes y jariyíes, pero sus califatos serán, en general, esplendorosos. Sobre todo entre el 685 y el 715, época de máximo esplendor.

Los sucesores de Moavia: Yazid (680-683), Mu-Awiya II (683-684) y Marván I (684-685) ocuparon el poder durante cortos periodos de tiempo, lo que activó las disidencias internas. Hubo de ser un califa más enérgico Abd al-Malik (685-705) quien impusiese la paz. Se considera el 693 el año de la reunión, por lograr establecer un poder fuerte bajo su autoridad. Este califa hizo las primeras acuñaciones de moneda islámica, profesionalizó el ejército y continuó las conquistas.

Sin embargo, el imperio había crecido mucho, y su sucesor Valid I (705-715) no pudo controlar todo el territorio. En el 711 se conquista la Península Ibérica sin pedir permiso a Damasco. Sin embargo, los califas de esta época pudieron consolidar el poder.

Pero los conflictos internos no habían sido extinguidos, y Marván II (744-750) tendrá que enfrentarse a una crisis que, a la postre, será el fin de la dinastía. La oposición se reunió en torno a la familia de los Abasíes, vinculados a Mahoma a través de su tío Abás. En esta familia se concentró la disidencia chií y todas las minoritarias, con lo que obtuvieron un poderoso ejército con el que enfrentarse a los Omeyas. En el 749 Abú-l-Abás al-Safar se proclama califa en Jurasán e inicia una guerra civil contra el califa omeya. Al-Safá vence a Marván II en Zab, e inicia una violenta represión contra su familia. De esta represalia sólo se libró el joven Abderramán I, que reconstruirá la dinastía en Córdoba. Es el fin del califato omeya de Damasco.

Califas y emires omeyas en Córdoba

Emirato Independiente de Córdoba

Califato de Córdoba

El material recogido en este artículo procede de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, bajo la licencia GFDL.