Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 10 de enero, 19:30 horas, Conferencia Despoblación y reto demográfico en la España vacía, a cargo del ateneísta EDUARDO MOYANO ESTRADA. Sede del Ateneo.
Jueves, 13 de enero, 20:00 horas, presentación de los libros Letra de vuelta, de José Félix Olalla y Las estaciones, de Antonio Varo Baena. Sede del Ateneo.
Jueves, 20 de enero, 19:00 horas, presentación del libro El secreto tras los susurros, de Antonio Fernández Aguilar. Sede del Ateneo.
Viernes, 21 de enero, 17:30 horas. Convocatorias Asambleas ordinaria y extraordinaria. Sede del Ateneo.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
IX Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2020 y Extraordinarias 2021, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Federico Chueca

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Federico Chueca.jpg

Pío Estanislao Federico Chueca y Robres (Madrid, 5 de mayo de 1846 – † 20 de junio de 1908), compositor español. El de Federico Chueca es uno de los casos más sorprendentes de la música española. Prácticamente sin formación teórica alguna (su familia le obligó a interrumpir sus estudios en el conservatorio para iniciar la carrera de medicina), se ganó el aprecio del público de su tiempo merced a unas obras de inspiración fresca y espontánea, de indudable raigambre popular.

Su carrera musical comenzó cuando Francisco Asenjo Barbieri orquestó y estrenó unos valses escritos por Chueca después de que hubiera sido encarcelado por su participación en una revuelta estudiantil. El éxito obtenido le animó a tomar la decisión de abandonar la carrera de medicina para dedicarse a la música, en especial a la teatral. Nació así toda una serie de zarzuelas, la mayoría en un acto, entre las que se cuentan La canción de la Lola (1880), La Gran Vía (1886), Cádiz (1886), El año pasado por agua (1889), El chaleco blanco (1890), Agua, azucarillos y aguardiente (1897), La alegría de la huerta (1900) y El bateo (1901). Buena porción de ellas fueron escritas en colaboración con Joaquín Valverde, quien, así mismo, se encargó de las orquestaciones.

Fuente