Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Viernes, 10 de junio, 20:00 horas. Entrega de las Fiambreras de Plata 2022. Real Círculo de la Amistad, calle Alfonso XIII, nº 4.

Lunes, 13 de junio, 20:00 horas. Presentación del libro Homenaje al poeta Antonio Flores Herrera. (Varios autores). Presenta José Luis García Clavero. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Comienza una página

Holocausto nazi

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

En la historiografía, este término (en hebreo, shoah) se usa para designar al genocidio que fue llevado cabo en los campos de exterminio nazis durante la Segunda Guerra Mundial en los que se puso en marcha la llamada solución final contra los judíos europeos, gitanos, homosexuales, testigos de Jehová, izquierdistas, opositores políticos, delincuentes, prisioneros de guerra y el resto de personas no consideradas "puras" por el regimen nazi alemán y, en general, cualquier persona que los nazis consideraran una amenaza. Como consecuencia del Holocausto, murieron unos seis millones de judios, tres millones de prisioneros de guerra soviéticos, dos millones de polacos, y así un largo etcétera de nacionalidades y etnias.

Dos elementos distinguen al Holocausto de otros casos de genocidio o asesinatos masivos.

El primer elemento es la ideología nazi , la cual divide al mundo en cuatro categorías:

  • la raza aria, superior al resto de las razas y destinada a dominar el mundo;
  • el resto de las razas, consideradas inferiores y destinadas a ser dominadas;
  • los "impuros" (gitanos, homosexuales, enfermos, discapacitados, dementes, etc.), destinados a ser exterminados;
  • los judíos, considerados la antítesis de la raza aria, y encarnación del mal, y destinados a la exterminación masiva y sistemática.

El discurso y la estructura ideológica nazi están cargados de significación religiosa.

El segundo elemento es la sistematización de los procesos de asesinatos masivos, los cuales comenzaron con la concentración de la población judía en guetos y posteriormente en campos de concentración, y que culminó con la implementación de la llamada Solución Final al Problema Judío, la cual consistió en el íntento de asesinato masivo y sistemático de la población judía. El principal elemento de dicha "solución" fueron los campos de exterminio, los cuales funcionaban como auténticas fábricas de muerte, cuya materia prima era la población a ser exterminada.

Durante el Holocausto unos seis millones de judíos (alrededor de un tercio de la población judía mundial de la época) fue exterminado. En algunos casos desaparecieron comunidades enteras, entre las que se destacan la floreciente comunidad judía de Polonia (que contaba con cerca de tres millones de miembros), y la de Salónica, en Grecia.

El número exacto de personas asesinadas durante el régimen nazi aún no ha sido determinado, aunque los siguientes guarismos son considerados confiables:

  • 5,6–6,1 milliones de judíos
  • 3,5–6 milliones de civiles eslavos
  • 2,5–4 milliones de prisioneros de guerra
  • 1–1,5 milliones de disidentes políticos
  • 200.000–800.000 gitanos
  • 200.000–300.000 discapacitados
  • 10.000–250.000 homosexuales
  • 2.000 testigos de Jehová

A pesar de la importante evidencia documental sobre el carácter sistemático del exterminio, ciertos revisionistas niegan el Holocausto o minimizan el número de asesinatos producidos.

El Holocausto y el Estado de Israel

Al finalizar la guerra, muchos judíos sobrevivientes del Holocausto no pudieron o no quisieron regresar a sus hogares, habiendo perdido familia, bienes y forma de ganarse la vida. El movimiento sionista alentó su radicación en Palestina, en aquel entonces bajo mandato británico, donde se habían ido formando colonias de inmigrantes desde fines del siglo XIX hasta llegar a un tercio de la población en 1945. Finalmente, la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó el 29 de noviembre de 1947 la partición de Palestina y la creación del Estado de Israel. La declaración de la independencia y la invasión posterior de los países árabes provocaron la huida y, en algunos casos, la expulsión de hasta un 80% de la población palestina de etnia árabe.

El material recogido en este artículo procede de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, bajo la licencia GFDL.