Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Marzo , 1a.quincena. Conferencia de JUAN ORTIZ VILLALBA. " LA MASONERÍA EN CÓRDOBA ". (Presenta José Luis García Clavero).
Jueves 11 de abril. Conferencia de DESIDERIO VAQUERIZO." LOS ORIGENES DE CÓRDOBA". (Presenta J.L.G.C).
Finales de abril, primera semana de mayo. Proyección del documental "MONTE HORQUERA" de FERNANDO PENCO, galardonado en diversos Festivales internacionales (Italia, India, Holanda etc,)
Lunes 11 de Mayo. Conferencia de MANUEL VACAS." LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA.LAS BATALLAS DE POZOBLANCO Y PEÑARROYA- VALSEQUILLO". (Presenta Antonio BARRAGÁN).Todos los actos en la Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
XI Premio de Relato Rafael Mir.
XXXIX Premio de Poesía Juan Bernier.
IX Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2023, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Josefina Liébana

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Josefina Liebana. Imagenes mujeres.jpg

Josefina Liébana Velasco nació en Torredonjimeno (Jaén) en 1914 y falleció en Córdoba el 21 de octubre de 2009.

Al pasar por las calles hoy he dicho tu nombre:
Amiga. Y sin saberlo inauguré la tarde
con un perfume nuevo, como el árbol de aromas
que entregará sus ramas al hacha del otoño...

Esta estrofa, de magistrales alejandrinos, pertenece al sentido y hermoso poema que, en su día, le dedicara Pablo García Baena a Josefina Liébana. Mujer cuyos recuerdos de los días en los que su hermano, Ginés Liébana, llegaba a su casa con un compañero de colegio llamado Pablo García Baena tiene muy presentes.

Muchos eran los días en los que el joven Pablo visitaba la casa de la familia Liébana, en la calle Horno de la Trinidad. En una pequeña terraza, a la que se accedía por medio de una escalera de madera, y a la que ellos llamaban “la Isla”, los tres pasaban horas muy gratas. Unas veces, mientras Josefina bordaba, Pablo escribía y Ginés pintaba. Otras veces hablaban de sus sueños y aficiones. Pero siempre y por encima de todo, predominaba el buen humor.

El que Josefina naciera en un pueblo de Jaén, siendo la mayor de ocho hermanos, no le resta nada a sentirse cordobesa. A los once años de edad se vino a vivir a Córdoba, donde según cuenta y podemos comprobar, han transcurrido los días más entrañables de su vida.

Cuando habla de su hermano Ginés y de Pablo lo hace con una desmesurada ternura, sobre todo cuando los recuerda en los años mencionados: “Mi hermano Ginés y Pablo García Baena eran dos niños fuera de lo común”.

Por medio de su hermano y de Pablo conoció la obra de Juan Ramón Jiménez y la de otros clásicos, y ella los llevó a los dos a conocer el flamenco y a adentrarse por el apasionante camino de la poesía.

Además del poema que encabeza este artículo, le han dedicado a Josefina, entre otros, un libro inédito cuyos dibujos son de su hermano Ginés Liébana y los poemas de Pablo García Baena, con una emotiva dedicatoria escrita con tinta amarilla y exquisitamente adornado con flores secas, del que Josefina dice “El libro es una belleza”.

Todo esto demuestra que Josefina, sin proponérselo, ha sido uno de los puntos de inspiración para este gran poeta, que más de una vez le ha dicho “Josefina, tú eres Cántico”.

Ella, en su pudor, cree que esto no es así, pero lo confirma una de las dedicatorias, recibida con motivo de su onomástica, que Josefina guarda primorosamente en un álbum entre otras, y en la que se puede leer: “A Josefina / que abrió para nosotros el libro de la poesía / y el libro del flamenco / una lejana mañana”. P.G.Baena (San José, 63).

Contaba Josefina 22 años de edad cuando contrajo matrimonio y se fue a vivir a Valenzuela, una villa cordobesa donde también llega ser muy conocida y querida por todos. Allí, esta mujer de gran convicción religiosa, colabora con la parroquia tanto en obras benéficas como en actos culturales, dirigiendo incluso obras teatrales, actividad esta que a ella también le apasionaba. Pero dice que , al margen de todo esto, su vivir eran las cartas que recibía de su hermano Ginés y de Pablo, “Cartas poéticas cien por cien, y algunas con mucho sentido del humor”, siguiendo éstas la misma línea que sus recordadas tertulias.

En 1967, tras enviudar Josefina, se viene de nuevo a la ciudad. Actualmente, en el apartamento donde vive, además de los álbumes con tarjetas de felicitación con emotivas dedicatorias y recortes de periódicos, decoran el salón pinturas de su hermano Ginés Liébana, donde predominan los ángeles. Haciendo así que ella, a sus 95 años, viva en un espacio verdaderamente celestial. Un espacio donde también se agrupan, entre otros, los buenos recuerdos de las vivencias con los demás componentes del grupo poético Cántico, dada su sincera y amistosa relación con ellos: Julio Aumente, Ricardo Molina, Mario López, Juan Bernier, Miguel del Moral.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Mujeres de Córdoba de la colección Arca del Ateneo, escrita por Rafaela Sánchez Cano.