Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Edita en una página

Leonardo Prieto-Castro

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Leonardo Prieto-Castro.jpg

Leonardo Prieto-Castro y Ferrrándiz, nacido en Granada el 5 de noviembre de 1905, fue educado por su padre, pensando siempre en que llegase a ser un buen profesor universitario. A tal efecto inscribió al niño de corta edad en el colegio del Sagrado Corazón, considerado como un centro moderno de educación católica. En él inició los estudios de lengua francesa, en los que se distanció del inglés (idioma arbitrario según Prieto-Castro). Del italiano y sobre todo del alemán, por consejo de su profesor De los Ríos, se ocupó, llegando a redactar una gramática alemana, que sólo está a falta de los ejemplos para juristas, los destinatarios pensados.

Recién terminada la carrera, a los 21-22 años, ingresó en la facultad como ayudante y auxiliar, con el fundamento de la calificación de matrícula de honor en todas las asignaturas, premio extraordinario de licenciatura y premio "Ovelar del Arco". Después fueron numerosas sus estancias en universidades extranjeras, principalmente alemanas, entre las que destaca la de Gotinga, en donde enseñaba Derecho Civil el profesor Oertmann, esposo de Lotte Windscheid, la hija del gran pandectista Bernhard Windscheid, y ambos le invitaban en su calidad de estudiante español, como único invitable.

La vida profesoral de Prieto-Castro creemos que es rica en todo, a partir del ingreso en la cátedra (por Zaragoza, a los 25 años), teniendo como único contradictor al hijo del presidente de la República, lo que al cabo del tiempo se manifestó en una cordial colaboración, ocupando después Prieto-Castro una cátedra de Madrid.

La actividad literaria del sujeto y también la profesional, como abogado en ejercicio, ha sido recogida, seleccionada y expuesta en los Anales de la Facultad de Derecho, Madrid, 1948-1949, por Nicolás González-Deleito (colaborador predilecto) entre sus doce ayudantes, y después por De la Oliva (en la presentación de la obra dedicada con motivo de la jubilación en el profesorado); por Sentís Melendo (La obra procesal de Prieto-Castro) y especialmente por el trabajo que penetra en la esencia de la labor del profesor Prieto-Castro, del profesor Vázquez-Sotelo, Grandes Juristas, Leonardo Prieto-Castro y Ferrándiz (Revista del Colegio de Abogados de Madrid), marzo-abril 1991.

La contribución científica más importante de nuestro profesor está representada por el conjunto de obras que logran ver introducida en España la nueva concepción del Derecho Procesal Civil (y en parte también del Penal), desde el inicio de la nueva era, con la Exposición del Derecho Procesal Civil de España, que tuvo amplia difusión en las universidades españolas y después seguida por numerosos "manuales" (1940 y siguientes).

La aportación del mismo profesor Prieto-Castro a la aplicación del Derecho se manifestó en la fundación de la Escuela de Práctica Jurídica, acompañada después por los libros de Modelos Civiles y Penales para la Práctica Jurídica. Pero la obra más importante de Prieto-Castro está constituida por el Gran Tratado de Derecho procesal Civil. Derecho de Tribunales, en el que se logra dar cuenta en 2.722 páginas de toda la materia, partiendo de una bibliografía nacional en nada menos que 90 páginas. La aportación al conocimiento del derecho extranjero se produjo sobre todo por sus traducciones, principalmente del alemán, entre las que destaca la del Derecho romano de "JörsKungel". Contribuyó al perfeccionamiento de la Legislación española durante su actividad en la comisión general de Codificación (reformas en los Código Civil y de Comercio). Actuó en el mismo sentido en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, a la que fue llamado por decisión unánime de sus miembros en 1953, permaneciendo en ella los cuarenta años exigidos para ganar la "Bandeja del Instituto de España". Perteneció a diversos institutos jurídicos hispano-americanos. Poseía cuatro colecciones de trabajos y la de Corrección y Actualización de la LEC, con la colaboración de profesores y amplia exposición de motivos, de su pluma. Recibió las grandes cruces del Mérito Civil, de Alfonso X el Sabio y de Mayo al Mérito (Argentina). Las revistas que dirigió científicamente -con González Deleito- "Jurisprudencia Española" y "Sentencias de Salas de Audiencias Provinciales", están afectadas por la crisis reinante. Falleció el 21 de febrero de 1995.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo.