Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Viernes, 10 de junio, 20:00 horas. Entrega de las Fiambreras de Plata 2022. Real Círculo de la Amistad, calle Alfonso XIII, nº 4.

Lunes, 13 de junio, 20:00 horas. Presentación del libro Homenaje al poeta Antonio Flores Herrera. (Varios autores). Presenta José Luis García Clavero. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Comienza una página

Movimiento Comunista de España

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

El Movimiento Comunista de España (MCE) fue un partido político español activo entre 1976 y 1992.

Historia

Pese a su actual distancia con los postulados de esta organización, surge de una escisión de ETA creada tras la V Asamblea de esta organización en 1967, llamada ETA Berri (Nueva ETA) y luego Euskadiko Mugimendu Komunista (Movimiento Comunista de Euskadi, EMK). La escisión la realiza un grupo que sería señalado despectivamente dentro de ETA como españolistas, crítico con el excesivo peso del nacionalismo vasco dentro de la organización y partidario de una política más en sintonía con la izquierda obrerista que estableciese alianzas con otros grupos comunistas del resto de España. De acuerdo con esta idea, el EMK se fusionó a principios de la década de 1970 con otras organizaciones como la Organización Comunista (Aragón), Unificació Comunista (Unificación Comunista), Grup de Formació Marxista-Leninista de les Illes (Grupo de Formación Marxista-Leninista de las Islas) y un grupo de comunistas independientes asturianos quienes acabarán creando el Movimientu Comunista d'Asturies (Movimiento Comunista de Asturias), para, posteriormente, formar todos ellos un partido unificado llamado Movimiento Comunista de España y, desde 1976, Movimiento Comunista.

Cuando nace el Movimiento Comunista de España sólo está implantado con fuerza en las provincias vascas, teniendo una implantación menor en Aragón, y ya escasa en otros puntos, tales como Barcelona y Madrid. El año 1972 es de amplio crecimiento del recién constituido MCE. Este crecimiento se produce tanto por adhesiones individuales como -y más significativamente- por la unión con otras organizaciones.

El MCE celebró su primer congreso en verano de 1975. El Comité Central elegido en ese congreso celebró dos sesiones plenarias. La segunda tuvo lugar en enero de 1976. Examinó los problemas políticos del momento y decidió el cambio de denominación del partido, que a partir de esa fecha se llama Movimiento Comunista.

El MC era un partido federal con organizaciones federadas en casi todo el territorio español. Las organizaciones de Cataluña, Valencia y Baleares estaban a su vez confederadas entre sí formando el Moviment Comunista dels Països Catalans (Movimiento Comunista de los Países Catalanes). El EMK, núcleo creador del MC, se separó de éste a mediados de la década de 1980, aunque ambas organizaciones mantuvieron una unidad ideológica y de acción.

El MC fue inicialmente de tendencia maoísta, aunque evolucionó pronto hacia una posición de comunismo ecléctico, es decir, no adscrito a ninguna de las corrientes imperantes. En su ideario ocupaban una posición de primer orden el feminismo y el apoyo a los nacionalismos y las diversas lenguas de España. A mediados de los setenta impulsó varias candidaturas electorales, como la Candidatura de Unidad Popular (CUP), decantándose después por el apoyo activo a la abstención, como por ejemplo en el referéndum de la Constitución de 1978. En 1979, la Organización de Izquierda Comunista (OIC) se integró en el MC.

Tras la integración de España en la Unión Europea, el MC apoyó, junto a la Liga Comunista Revolucionaria (LCR), la primera campaña a nivel nacional de Herri Batasuna para las elecciones europeas, en las que la candidatura abertzale consiguió los votos necesarios para tener representación en el Parlamento Europeo. La experiencia resultó nefasta para el MC que, en coherencia con su pensamiento y evolución, comenzó a alejarse de Batasuna siendo cada vez más crítico con la actuación de ETA y su correlato en Batasuna.

Entre sus señas de identidad estaba el impulso de los movimientos sociales sin pretensiones utilitaristas y rompiendo el viejo esquema del "partido vanguardia". De este modo, el MC tuvo gran importancia en la política española de los años ochenta,[cita requerida] ya que fue uno de los promotores de movilizaciones como la del referéndum sobre la OTAN (a través de la Comisión Anti-OTAN y la Plataforma Cívica) y más adelante contra las bases militares estadounidenses, el juicio contra los GAL, el desarrollo del movimiento feminista o incluso las primeras manifestaciones del día del orgullo gay.

Tuvo una publicación periódica llamada primero Servir al pueblo (nombre de inspiración totalmente maoísta) y luego Hacer. Tuvo también una editorial, llamada Revolución.

Actuaba frecuentemente junto a la LCR, partido más pequeño de tendencia trotskista con el que se unificó en 1991. La organización resultante de la unificación fue una confederación llamada Izquierda Alternativa a nivel confederal, mientras que cada una de las organizaciones territoriales que la componían tuvieron otro nombre, generalmente Liberación. Esta nueva organización editó dos publicaciomes: Página Abierta y Viento Sur, mientras que la antigua editorial Revolución pasó a llamarse Talasa. Izquierda Alternativa tuvo una vida muy breve ya que, en el fondo, existían diferentes estilos de actuación y diferentes objetivos políticos. El sector MC pretendía evolucionar a un modo de organización diferente a los partidos políticos abriéndose a la sociedad, mientras que el sector LCR apostaba por ser vanguardia social con proyecto de partido clásico.

Poco más de un año después de la unificación, Izquierda Alternativa se dividió en dos a nivel estatal: el grupo LCR se quedó con este nombre para posteriormente integrarse en Izquierda Unida y el grupo MC con el de Liberación, que es el que tiene en la actualidad. Como consecuencia de la ruptura, un tercio de la militancia abandonó la organización. La fusión, no obstante, pervivió en Galicia con el nombre de Inzar (actualmente integrado en el BNG), o en el País Vasco y Navarra con Zutik y Batzarre.

Actualmente Liberación es una organización, similar a una ONG, que trabaja en ámbitos como la ecología, la exclusión o los derechos de los inmigrantes, siendo su característica principal la apuesta por el desarrollo del pensamiento crítico.

Ideología

El MC tuvo como referencia el maoísmo, aunque su actuación distaba mucho de la de los maoístas chinos a los que idealizaba. Durante la transición el MC siempre aparecía junto a los movimientos sociales. Poco a poco se fue distanciando de la ideología marxista y maoísta desde un punto de vista crítico, primero relativizándolas y posteriormente criticándolas abiertamente. Actualmente la ideología de Liberación (la versión más actual del MC) está abierta a múltiples perspectivas y aborda los problemas sociales desde la complejidad. Liberación se ha centrado en el desarrollo del pensamiento crítico.

Implantación

Los lugares donde el MC fue más activo fueron los municipios de Mieres (lograron un concejal en 1979) y Cangas del Narcea (donde lo lograron en 1979 y 1983). En términos absolutos, el MC tenía mayor número de votantes en Mieres, aunque proporcionalmente, su apoyo era mayor en Cangas.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.