Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 10 de enero, 19:30 horas, Conferencia Despoblación y reto demográfico en la España vacía, a cargo del ateneísta EDUARDO MOYANO ESTRADA. Sede del Ateneo.
Jueves, 13 de enero, 20:00 horas, presentación de los libros Letra de vuelta, de José Félix Olalla y Las estaciones, de Antonio Varo Baena. Sede del Ateneo.
Jueves, 20 de enero, 19:00 horas, presentación del libro El secreto tras los susurros, de Antonio Fernández Aguilar. Sede del Ateneo.
Viernes, 21 de enero, 17:30 horas. Convocatorias Asambleas ordinaria y extraordinaria. Sede del Ateneo.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
IX Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2020 y Extraordinarias 2021, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Amplía artículos

Yo soy Sam

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
I am Sam
Título Mi nombre es Sam (Argentina)
Lección de amor (Colombia)
Yo soy Sam (España)
III Muestra de Cine Internacional
III Muestra de Cine Internacional

Ficha técnica
Dirección Jessie Nelson

Producción Jessie Nelson
Marshall Herskovitz
Richard Solomon
Edward Zwick

Guión Kristine Johnson
Jessie Nelson

Música John Powell

Fotografía Elliot Davis

Montaje Richard Chew

Vestuario Sussie Desanto

Reparto Sean Penn
Michelle Pfeiffer
Laura Dern
Dakota Fanning
Dianne Wiest

Datos y cifras
País(es) EE.UU.
Año 2001
Género Drama
Duración 133 minutos

Reseña

Yosoysam2.jpg

Que el cine norteamericano de nuestros días no atraviesa uno de sus mejores momentos es un hecho palmario. Dejando a un lado a dos o tres maestros ya talluditos –caso de Spielberg o Scorsese- y capaces ambos de algún que otro traspiés, la sequía de cineastas pujantes, capaces de sobreponerse al dictado implacable de las grandes compañías, propicia que los contados directores con algo nuevo que contar –o con un modo novedoso de contarlo, que tanto da- se desenvuelvan las procelosas y marginales aguas del cine independiente.

No es el caso de Yo soy Sam que, sin ser una producción de gran envergadura, cuenta con el aval de la industria, probablemente a causa del motor de la trama, un discapacitado con edad mental de siete años, que ha criado a su hija con dedicación encomiable, y que parece estar en la tradición de personajes que son del contrastado gusto de la Academia.

Sin embargo, Yo soy Sam resulta ser un melodrama contenido, sin dejar por ello de lado la emoción, que a pesar de su duración se ve en un suspiro. Hay en él un fino sentido del humor, un dibujo acertado de los roles secundarios –como esa corte de aliados del protagonista, todos ellos bien descritos en un par de pinceladas-, y la destreza suficiente para sortear con limpieza las convenciones. Véase a modo de ejemplo la ausencia de maniqueísmo en el tratamiento del jurista que pretende arrebatar la custodia de su hija al personaje del título; en lugar del consabido trazo grueso se argumentan las razones de ambas partes, hasta el punto de que el film se convierte en una imprescindible propuesta para todos aquellos que estén involucrados en el ámbito de la protección de menores.

Al margen de ello hay, al menos, tres buenas razones para reparar en esta cinta. La primera viene dada por el trabajo de Sean Penn, uno de los actores más sólidos y coherentes del Hollywood reciente, que logra una creación memorable, un personaje entrañable, sin capacidad para la mentira, laborioso y obstinado, mediante una composición tremendamente elaborada y verosímil. Está asimismo Michelle Pfeiffer como letrada triunfante en los despachos pero fracasada en el ámbito personal, en la que tal vez sea su mejor prestación desde los tiempos –ya lejanos- de Los fabulosos Baker Boys. Finalmente, la banda sonora (un delicioso paseo por algunos de los temas más señalados de los Beatles, en las voces de un puñado de cantantes de tronío), es en sí misma un motivo de peso para conocer y saludar al bueno de Sam.

Película reproducida en la III Muestra de Cine Internacional del año 2003.

Reseña elaborada por el socio de la Sección de Cine del Ateneo de Córdoba Javier Ortega Posadillo.