Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.
Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.
El canal está disponible en este enlace

Actividades ya disponibles en el canal:
Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba
"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.
Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.
Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla
Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.
"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria
"La visita", obra de teatro de Antonio Varo Baena
Entrega de las Fiambreras de Plata 2017
"Entrega de la Medalla de Oro de Córdoba a Pablo García Baena (1986)"
Entrevista a Antonio Perea, fundador y Presidente de honor del Ateneo de Córdoba
Paco del Cid canta una canción de Carlos Cano

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
VIII Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Castillos de la Sierra

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Ruta de los castillos de la Sierra

Predominan en la Sierra los castillos hispanomusulmanes de la época califal, de forma rectangular, con cubos cuadrados de mampostería, ladrillo o tapial, dominando la cumbre roquera cuya silueta recortada sobre el horizonte dan al paisaje un atractivo especial. Prácticamente, la Sierra de Córdoba es todo el norte de la provincia a partir de las primeras elevaciones sobre el valle del Guadalquivir.

Iniciamos el recorrido por la nacional 432 a Badajoz, desviándonos en el km. 22 hacia Obejo. Son escasos los restos del castillo que coronaba el espolón Norte de la población, ganado por Fernando III y dado a la ciudad de Córdoba. Por el camino viejo de Córdoba podemos llegar a lo que fue el pedestal del castillo de Peñaflor o Castil de Flores. Pasado el pueblo, el castillo de Lara, Laza, Alada o Helada, más arriba el lugar del asentamiento del castillo Terrizo o Castil Terrizo.

El castillo de El Vacar, situado a 28 kms. de la capital, es dominador del valle del Guadiato y del camino a Córdoba y Villaviciosa. Conocido por derivaciones de al-bacar o por el de Mano de Hierro. De estructura rectangular con tapial de argamasa, cubos macizos en los ángulos y en los intermedios, troneras en su pared norte y en la cara próxima de ambos costados.

El castillo de Névalo a 12 kms. después de Villaviciosa siguiendo un carril que se desvía a la izquierda, km 3 a Villanueva del Rey. Emplazamiento privilegiado dominador de una gran zona interprovincial. Cimientos irregulares pentagonales con torres de esquina e intermedios, la del homenaje en el centro del patio de armas, de cuyo muñón emerge un puesto de observación forestal.

A 71 kms. Belmez, castillo en comunicación con el de Fuente Obejuna. Perteneciente al Concejo de Córdoba y otorgado luego al Gran Maestre de Calatrava que lo permuta, con Fuente Obejuna, por Osuna y Cazalla para unirlas a Morón y vincularlos a su mayorazgo. Los franceses lo reparan en 1810 y lo hacen plaza fuerte. Lugar de enfrentamientos guerrilleros, es destruido por los vecinos tras la invasión napoleónica y nuevamente reparado en 1961. De planta poligonal casi rectangular, adaptado al terreno con seis torres cilíndricas y torre adosada a uno de sus muros en el interior del patio de armas. Abierto al NO. Por el escarpe del terreno.

Fuente Obejuna, a 92 kms., debe su fama al drama de Lope de Vega que perpetúa a esta población por un hecho que ocurrió en 1476 testimonio del castigo que dio el pueblo al comendador Fernán Gómez de Guzmán y de la defensa del honor de los villanos frente al abuso del poder de los dignatarios. Hoy ocupa su lugar la iglesia parroquial.

Antes de llegar a Alcaracejos, junto a la carretera, domina sobre el arroyo de Cuzna un cerro que fue asentamiento del castillo del Cuzna, hoy totalmente arruinado.

A 104 kms. llegamos a Belalcázar, conocida antes por Gahete o Gafiq cuyo primitivo castillo fue transformado en el siglo XVII en un bello palacio renacentista. Perteneciente a las casas de Sotomayor, de Zúñiga y de Ayamonte hasta integrarse finalmente en el ducado de Béjar. De planta rectangular con cuatro torres de esquina y otras cuatro intermedias, todas cuadradas, destacando la del homenaje por su altura, su base y su ornamentación. Se ha dicho que “es un castillo levantado por nuestros sueños, cuando se sueñan castillos en España”.

El castillo de Madroñiz queda a 121 kms. de Córdoba atravesando el vado del río Zújar. Perteneció a la casa de Aguilar y por permuta de tierras al señor de Santa Eufemia. Propiedad particular desde 1974. De forma rectangular con torreones cilíndricos flanqueando la entrada y torre del homenaje en el extremo opuesto.

En el límite con Ciudad Real, Santa Eufemia, cuyo castillo de Miramontes se empina sobre unos riscos dominadores de la población y del entorno. Perteneció al señorío de Santa Eufemia, en la que imperaba el absolutismo feudalista por sus relaciones con los vasallos, siempre escabrosas y conflictivas. De planta poligonal con torre del homenaje, algibe, restos de tapial y alguna torre desgajada.

Pedroche fue el centro geográfico de una extensa zona Fash al Ballut o llano de las encinas. Llegó a constituir un reino de Taifas potente y visible con lugares muy fortificados. Tuvo el más importante castillo de la comarca pero ante las tropelías del señor de Santa Eufemia fue mandado demoler por Fernando el Católico. Ocupa su lugar la actual iglesia y se considera que el primer cuerpo de su torre era una de las pertenecientes al castillo.

Otras fortificaciones de esta zona eran La Torre, origen de la actual Torrecampo, atalaya vigilante de los Campos de Calatrava; Galla, Almogavar o Murgaval, hoy arruinado y en conexión con Montezocar, Mochuelo, Gelices, Costanillas, Chillón, Vioque, Azuel, Torreparda, etc. Todos ellos constituyen un cinturón defensivo y de enlace con distancias entre 10 y 25 kms. Fundamentalmente árabes, si bien la aparición de restos arqueológicos más antiguos permiten pensar en tierras de asentamiento anterior.

Véase también

Fuente