Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Edita en una página

Cristóbal Toledo

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Cristóbal M. Toledo, pintor nacido y residente en Castro del Río (1941 - 1 de agosto de 2015) de formación autodidacta y perteneciente a la “Vereinigung der Mund– und Fussmalenden Künstler”, “Asociación Internacional de Artistas Mutilados" que se valen de la boca y/o de los pies para realizar sus obras–, de la que es uno de sus más destacados miembros.

Artista, por otra parte, de brillante historial, como lo demuestra su presencia pictórica en Madrid, Barcelona, Lisboa, Hamburgo, París y Toronto.

Según Francisco Zueras:

"Nos encontramos, por muchas razones, ante un pintor fuera de serie, ante un artista total, merecedor de la más decidida atención y admiración. Atención y admiración, tanto por la fabulosa afición e inquietud artística que entraña la autosuperación de su limitación física, como por los extraordinarios resultados estéticos que ha conseguido pintando con la boca, por su cuenta y sin orientación académica alguna.

Todo en este artista es sorprendente –insistimos en esto antes de entrar de lleno en el análisis de su obra–; sorprendente su intuición autodidacta para expresarse tan brillantemente con dicción propia y sorprendente que la amargura de la inmovilidad de sus manos no sólo no haya sido obstáculo para desarrollar esa vocación estética, sino que, por el contrario, en esa limitación haya encontrado el acicate para la canalización de su vida a través de ese culto al arte. Todo es maravillosamente sorprendente en este magnífico pintor de Castro del Río.

Sorprendente es también, pues, su capacidad de trabajo. Es un pintor que pinta, dentro de su limitación física, con extraordinaria facilidad.

En su pintura de marcado carácter impresionista, que casi lo evoca todo –figura, paisaje, bodegón– por el color; pero el color lleva dentro –y esto es importante– su armazón de forma.:Sus composiciones nos hablan de rapidez de visión, de captación total de la estructura y del acorde del cuadro. Se trata de una pintura ascética, concentrada, fruto de ejercicio mental, en la que va al hueso del problema, a la almendra de la pintura.

En ese poder de síntesis, creemos que está el mejor signo de la maestría alcanzada por Cristóbal M. Toledo. Una maestría que se desdobla en pureza de ejecución, sobriedad de forma, composición sentida y voluntariosa, desdén por el truco y el alarde y fidelidad al mundo vital que le rodea, aunque, como hemos dicho, subjetivado por su síntesis operatoria y sensible".

El material recogido en este artículo procede de una entrada de Cordobapedia, bajo licencia GFDL, previamente cedido por el Ateneo de Córdoba para su edición en Cordobapedia.