Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Viernes, 10 de junio, 20:00 horas. Entrega de las Fiambreras de Plata 2022. Real Círculo de la Amistad, calle Alfonso XIII, nº 4.

Lunes, 13 de junio, 20:00 horas. Presentación del libro Homenaje al poeta Antonio Flores Herrera. (Varios autores). Presenta José Luis García Clavero. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Homenaje a Vicente Núñez (acto)

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Cartel del Acto
Lectura poética en el acto

El escritor Vicente Núñez muere el 23 de junio de 2002. Tres años después, el 28 de enero de 2005 el Ateneo de Córdoba le organiza un homenaje poético en el pueblo en que nació y murió, Aguilar de la Frontera.

El Homenaje, celebrado en las Bodegas Toro Albalá contó con la colaboración de Marisol Membrillo, Juan Carlos Villanueva, Rafael Carlos Padilla, Mercedes del Rey Martín, Manuel Pérez Cortés y Antonio Varo Baena. Elaboró el cartel Juan Prieto Navajas.

Véase también

DESPUÉS DE LA VENDIMIA
Te conocí una tarde después de la vendimia,
cuando los zagalejos salen a la rebusca
y las más tibias uvas se recargan de aroma
y de una miel violeta que persiguen los tábanos.
Ya no había en la viña trasiego de comportas
ni las mozas dejaban en el lagar sus risas,
y estaban las gayolas de un color ocre húmedo,
y las pámpanas mustias ciegamente mirando.
Pero en aquella tarde parecían tus ojos
más azules y claros por entre los eneldos,
y tu pelo más rubio que la paja del heno
sobre aquella nublada oscuridad del lago.
Estuvimos sentados trenzando las eneas
y se quedaba inmóvil nuestra mirada a veces,
y a veces nuestras manos desmayaban y torpes
se rozaban y luego se quedaban dormidas.
Yo te ofrecí granadas de encendida corteza
y membrillos que tienen una dulce pelusa,
y por la carretera te ofrecí los cristales
transparentes y hermosos que dan los curbariles.
Pero ahora ha crecido la tristeza, y el campo
es como un brazo seco que me duele y me llama:
y entonces me pregunto si merece la pena
que otra vez venga otoño y mueran las acacias,
que otra vez las gallinas en el cortijo escarben
sobre el estiércol tierno de tibio y dulce vaho,
si es posible que esta soledad no sea un sueño
y tu recuerdo una infinita tristeza
y las hojas que mueren unos dedos que cierran
mis ojos de silencio enteramente tristes.
'''Vicente Núñez' (Los días terrestres (1957)