Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 10 de enero, 19:30 horas, Conferencia Despoblación y reto demográfico en la España vacía, a cargo del ateneísta EDUARDO MOYANO ESTRADA. Sede del Ateneo.
Jueves, 13 de enero, 20:00 horas, presentación de los libros Letra de vuelta, de José Félix Olalla y Las estaciones, de Antonio Varo Baena. Sede del Ateneo.
Jueves, 20 de enero, 19:00 horas, presentación del libro El secreto tras los susurros, de Antonio Fernández Aguilar. Sede del Ateneo.
Viernes, 21 de enero, 17:30 horas. Convocatorias Asambleas ordinaria y extraordinaria. Sede del Ateneo.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
IX Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2020 y Extraordinarias 2021, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Patio Barroco (Palacio de la Merced)

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

La Diputación de Córdoba tiene su sede, desde 1967, en el Palacio de la Merced, antiguo convento mercedario, y uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

El edificio se alza sobre otros anteriores, vestigio del asentamiento de otras culturas a orillas del Guadalquivir. En palabras del poeta Pablo García Baena

En el convento de la Merced, bajo la cal y el ocre de las pañoletas barrocas, de las copas colmadas y las columnas de retorcimientos salomónicos, están ocultos los parteluces renacentistas, las gárgolas góticas, los modillones románicos, los osarios mozárabes y el ajedrezado de los mosaicos del Imperio.

El Patio Barroco recogido en este grabado es quizás, el más bello del barroco de placas cordobés, con una composición clásica en un cuadrado de 21x21 metros con una fuente de piedra negra y mármoles rojo y blanco en el centro. Rodeándolo columnas y arcos, y sobre ellos, la fantasía decorativa de las molduras que enmarcan los balcones de los que cuelgan placas imitando colgaduras. Contrasta con esta abundante decoración la sutileza de los arcos sobre soportes germinados, que comunican al claustro un aire delicado y ligero.

Véase también