Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles, 26 de abril, 19:00 horas, Tertulia Poética.

Jueves, 27 de abril, 20:00 horas. Ciclo Debates en el Ateneo, charla coloquio:
"Hablemos de Córdoba: Dos edificios y ningún Palacio de Congresos" a cargo de Vicente Serrano.
Presenta Antonio Varo Baena.



FALLO DEL IV PREMIO DE RELATO RAFAEL MIR

FALLO DEL PREMIO AGUSTÍN GÓMEZ DE FLAMENCO

Entregadas las Fiambreras de Plata 2016. Reportaje fotográfico




¡Ayúdanos! Comienza una página

Enrique Líster

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Enrique Lister.JPG

Enrique Líster Forján, originalmente Jesús Liste Forján (Ameneiro, aldea del municipio de Teo, La Coruña, 21 de abril de 1907 — Madrid, 9 de diciembre de 1994) fue un político y militar español.

Inicios

Cantero de profesión en su tierra natal, emigró a Cuba a los once años, regresando a España en 1925, donde ingresó en el Partido Comunista de España. Participó activamente en las luchas de los trabajadores agrarios en Galicia y se convirtió rápidamente en un importante activista sindical, en el difícil contexto del pistolerismo patronal contra los sindicatos en la fase final de la Dictadura de Primo de Rivera.

Estancia en la Unión Soviética

Proclamada la república, por su condición de cuadro destacado del PCE, fue enviado a la URSS para cursar estudios de formación política y militar en la Academia Frunze de la Komintern en Moscú.

Durante su periodo como estudiante formó parte de una brigada de trabajadores de las encargadas de la construcción del metro de la capital rusa, y su experiencia juvenil como cantero fue muy apreciada.

II República

A su regreso a España, Enrique Líster se integró en el comité restringido que operaba sobre cuestiones militares y que el PCE había formado ante el creciente peligro de un golpe de estado antirrepublicano. Así, junto con Juan Modesto y Juan Fernández, integró la dirección de las Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas (MAOC), que funcionaron como fuerza armada de choque del partido.

Tras ganar las elecciones de febrero de 1936 el Frente Popular, se aceleraron los planes de golpe de estado de la clandestina Unión Militar Española UME. Ante esa situación, la red de contactos establecida en los cuarteles por el PCE, especialmente entre soldados y suboficiales, ayudó a conocer el alcance de los planes y facilitó el aplastamiento del golpe en numerosas unidades acantonadas en Madrid.

Mando militar en el Ejército Popular de la República

Enrique Lister.jpg

En la fase inicial de la guerra, Líster tuvo un papel muy destacado en la organización en Madrid del Quinto Regimiento, la primera escuela militar para formación de milicianos asentada en un convento confiscado en la calle de Francos Rodríguez y en realidad un gran centro de reclutamiento y formación militar donde se forjaron las primeras unidades milicianas de forma organizada y eficaz.

Antes de finalizar julio de 1936, marchó a los combates en la Sierra de Guadarrama, y allí su experiencia técnica y capacidad organizativa fue determinante para su rápido ascenso por méritos de guerra. Participó en posteriores combates en el Tajo, Toledo y suroeste de Madrid.

Tras la militarización de las unidades de voluntarios y la creación del Ejército Popular de la República Española (EPR), Enrique Líster se convirtió en el comandante de la 1ª Brigada Mixta del EPR, alcanzando en el transcurso de la guerra la graduación de Mayor de Milicias, máximo empleo para los procedentes de la escala no profesional

Adquirió verdadera notoriedad al ser encargado de la defensa de un sector de la ciudad durante la Batalla de Madrid, al mando de la 1ª Brigada Mixta del Ejército Popular de la República. fue posteriormente el responsable de la 11ª División, convirtiéndola en la más selecta unidad republicana, encargada de soportar los peores combates en las batalla de Guadalajara, Brunete, Belchite y Teruel. En cuantos combates participó, Líster se comportó de forma audaz y decidida, al tiempo que procuraba reducir las bajas propias al mínimo. Las Brigadas bajo su mando constituían normalmente un batallón especial, entrenado para operaciones especiales en las líneas cercanas al frente y que ayudase en las operaciones de ruptura o defensa a ultranza para las que eran requeridos habitualmente. El avance nocturno en Brunete que permitió ocupar la población y capturar al Estado Mayor enemigo en la zona, operación realizada casi sin pérdidas, o la ruptura por sorpresa en Teruel son buenos ejemplos de su calidad como mando táctico de gran iniciativa.

En el EPR el mando de grandes unidades no estaba limitado por el grado, de forma que un mayor podía hacerse cargo en un momento determinado del mando de una división o incluso de un Cuerpo de Ejército; al mando de la 11º División del EPR y posteriormente como jefe de de Cuerpo de Ejército, Líster puso de manifiesto una extraordinaria eficacia y energía, siendo ascendido por decreto especial a Teniente Coronel en los últimos días del conflicto.

En 1937, el gobierno constitucional republicano ordenó que se disolviera el Consejo Regional de Defensa de Aragón, la institución que controlaba gran parte del Aragón no ocupado por los franquistas y que estaba organizado de forma autónoma por los anarcosindicalistas de la CNT y otras fuerzas afines, por entender que se estaba entorpeciendo el esfuerzo de guerra y para sofocar una forma de poder dual revolucionario que impedía a la república ejercer su autoridad y la ley en la zona. El Ministro de Defensa Nacional, el socialista Indalecio Prieto, ordenó personalmente al mayor Enrique Líster proceder a la disolución del Consejo Regional de Defensa de Aragón, operación llevada a cabo con escaso uso de la fuerza. Tras los sucesos de mayo de 1937 y la disolución del Consejo Regional de Defensa de Aragón, algunas colectivizaciones voluntarias se mantuvieron, con el objetivo de no disminuir la producción y no provocar recelos entre el sector la población que apoyaba dichas colectividades.

En 1938, tras la batalla de Teruel y la posterior Batalla de Aragón, Líster fue uno de los oficiales encargados de contener el alud enemigo que amenazaba con cortar la zona republicana en dos sectores. Tras la batalla defensiva en el sur de Cataluña y Aragón, Líster logró salvar la mayor parte de las fuerzas bajo su mando y retirarse a la orilla norte del Ebro.

Tras la primera crisis de Checoslovaquia, el Gobierno español con su nuevo jefe Juan Negrín al frente, valoró que la única posibilidad de ganar la guerra consistía en mantenerse firme hasta el cercano momento en el que estallara la guerra en Europa contra los nazis, cuyo detonante podría ser en esos momentos la resistencia checa a la anexión de los Sudetes por parte de la Alemania de Hitler. En julio de 1938, el reorganizado EPR en Cataluña emprende una ofensiva en el recodo del río Ebro (la Batalla del Ebro)con sus fuerzas de choque, el Ejército del Ebro al mando del Mayor Juan Modesto, rearmado con los recursos y pertrechos que Francia ha dejado cruzar la frontera en los días de la crisis checa. Enrique Líster recibe el mando del V Cuerpo de Ejército (Divisiones 11ª, 45ª y 46ª), encargándose del sector sur (Sierra de Pàndols y hasta Pinell de Brai) resistiendo con éxito durante dos meses el peso de los ataques franquistas. Finalmente, en septiembre de 1938, los franco-británicos deciden plegarse a las pretensiones hitlerianas de anexión de los sudetes checos y en la Conferencia de Munich de finales de ese mes, el primer ministro británico Neville Chamberlain sella la suerte de Checoslovaquia y de España. En noviembre de 1938, tras sufrir graves pérdidas humanas y de material, las tropas del Ejército del Ebro se retiran organizadamente hacia Cataluña.

Con la posibilidad de reponer sus pérdidas militares y con la batalla diplomática perdida por la política franco-británica de apaciguamiento ante el nazismo y el fascismo, la República Española sufre la ofensiva contra Cataluña por parte del grueso del ejército franquista junto con sus aliados italianos y alemanes. El V Cuerpo de Ejército forma parte de la defensa y Enrique Líster manda a sus fuerzas en los lugares de mayor peligro. Tras la ruptura del frente, el Vª Cuerpo de Ejército cubre la retirada del grueso de las fuerzas y la población civil, que tras la caída de Barcelona inunda las carreteras camino de Francia.

Las últimas fuerzas del EPR en cruzar la frontera son las mandadas por el mayor Enrique Líster. Internado el ejército en campos de concentración, un núcleo de oficiales y miembros del gobierno español regresan a la España republicana para continuar la lucha. Por los excepcionales servicios prestados, el mayor Líster es ascendido a teniente coronel. Una vez en España, queda a las ordenes del gobierno presidido por el Dr. Negrin, quien se encuentra con numerosos obstáculos a su política de resistencia para una paz negociada. En las filas del Estado mayor del Grupo de ejércitos de la Región Centro, un núcleo importante de conspiradores intentan una rendición a las fuerzas franquistas y boicotean todos los esfuerzos. El golpe militar del coronel Casado a principios de marzo de 1939, impide finalmente mantener la lucha y la derrota militar de la República Española es ya definitiva. Enrique Líster, junto con otros cuadros militares y políticos del PCE logra marchar al exilio y escapar a la represión franquista.

La Segunda Guerra Mundial y el exilio

Exiliado en la URSS, y tras un nuevo periodo en la Escuela Militar, participó en las discusiones y tensiones sufridas por el PCE en ese periodo. Al formar parte del núcleo de militantes que habían sido militares de alta graduación, se le apartó de la primera línea política, incorporándose al Ejército soviético ya entrada la II Guerra Mundial, alcanzando el grado de general en las fuerzas de la URSS, de Polonia y de la nueva Yugoslavia.

Siguió formando parte durante más de dos décadas de la dirección del PCE (Partido Comunista de España), destacando muy pronto por su actitud crítica hacia la nueva dirección del partido elegida en el VI Congreso, celebrado en Praga a finales de diciembre de 1959. Las divergencias con el nuevo secretario general Santiago Carrillo llegaron a ser muy fuertes. Instalado en Francia tras una etapa en la URSS, Enrique Líster llevó a cabo algunas tareas de organización y encuadramiento de los guerrilleros españoles que continuaron la lucha contra la dictadura franquista, pero su peso político en el interior del PCE disminuyó ante la consolidación de la línea carrillista de la llamada Reconciliación Nacional. En 1968 al producirse la intervención soviética en Checoslovaquia, donde residía con su familia circunstancialmente, fue testigo del proceso político que allí se desarrolló. Líster consideró un error la intervención soviética porque desautorizaba ante la población a los comunistas en posiciones ortodoxas y no resolvía el conflicto de base. No obstante esta posición suya se opuso enérgicamente a que Santiago Carrillo, secretario general del PCE (Partido Comunista de España) empleará como excusa las divergencias ante la intervención soviética para purgar a los comunistas ortodoxos. La crisis abierta inició el camino para la escisión que lleva a Líster a la fundación del Partido Comunista Obrero Español (PCOE), denunciando la liquidación del proyecto comunista a manos de los sectores eurocomunistas.

Regreso a España

En 1977 regresó del exilio y tras el fracaso electoral de su formación, se mantuvo en la militancia de base; reingresando como militante en el PCE y en IU en 1986, tras la expulsión de Santiago Carrillo. Murió en los días en que Izquierda Unida (IU) celebraba en Madrid su IV Asamblea y sus restos fueron llevados con honores al cementerio civil.

Obras

Sus experiencias de la Guerra Civil y su trayectoria personal y política se recogen en sus libros:

  • Nuestra guerra (1966)
  • Memorias de un luchador (1977)

Ambos trabajos se reúnen en la edición definitiva que recoge su autobiografía y testimonio entre sus primeros años y el final de la Guerra Civil Española, Nuestra guerra. Memorias de un luchador (2007). Otras obras suyas son:

  • ¡Basta! (1970)
  • Así destruyó Carrillo el PCE (1982).

Enlaces externos

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.