Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

ATENCIÓN QUEDAN SUSPENDIDOS TODOS LOS ACTOS Y ACTIVIDADES PROGRAMADAS. SE COMUNICARÁ SU REINICIO.

II JORNADAS CULTURALES FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA.APLAZADAS

Viernes 13 de marzo, las 19:30 horas: Concierto Trío ARCAMO:
Libertad Arce (piano). Juan Carlos Carrillo (flauta). Mariló Moreno (clarinete). Lugar: Real Círculo de la Amistad.APLAZADO

Lunes 16 de marzo, 19:30 horas. Ciclo POETAS EN EL ATENEO: recitará el poeta malagueño José Sarria.
Presenta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.APLAZADO

Jueves 19 de marzo. 19:30 en la sede del Ateneo. Conferencia de Pepe Carmona: "Preludios del toque en la Córdoba del siglo XIX".
Al cante: Lucía Leiva. A la guitarra: David Navarro.APLAZADO.

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Edita en una página

Manuela Carrasco Salazar "Manuela Carrasco"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Manuela Carrasco.JPG

La bailaora Manuela Carrasco Salazar, más conocida con el nombre artístico de Manuela Carrasco, nació en Sevilla en 1954. Hija del bailaor El Sordo. Casada con el guitarrista Joaquín Amador. Debutó profesionalmente a los diez años, en el Tablao El Jaleo de Torremolinos, de donde pasó al denominado La Cochera, de su tierra natal, en el que permaneció dos años. En 1971, realizó una gira por Europa, formando parte del elenco de Curro Vélez. A su vuelta a Sevilla, es contratada para actuar en el Tablao Los Gallos. Tras su presentación en los festivales flamencos, en el Potaje Gitano de Utrera, se traslada a Madrid, entrando a formar parte como primera figura del Tablao Los Canasteros de Manolo Caracol.

En 1973, tras un gran éxito en el Festival de La Puebla de Cazalla, se convierte en una de las principales figuras de los festivales andaluces. En el VII Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, correspondiente a 1974, obtuvo el premio de bulerías, y el mismo año la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces de Jerez de la Frontera, le concede el Premio Nacional de Baile; volviendo a actuar en el Tablao Los Gallos de Sevilla. En San Remo (Italia), alcanza el Premio Internacional de Baile, en 1976, acompañada por el cantaor Juanito Villar y el guitarrista Antonio Losada. El mismo año, interviene en el espectáculo Gitano, en el Teatro Monumental de Madrid, junto a Camarón de la Isla, Pansequito y El Lebrijano.

Volvió al tablao madrileño Los Canasteros en 1978, y prosiguió después su participación en los festivales de Andalucía, y en la Quincena de flamenco y Música Andaluza de Sevilla, en 1981, año que se presenta en el Teatro Olímpico de Roma, para continuar una gira por Francia, donde intervino en el Primer Festival de Arte Flamenco de París. Ayer, hoy y mañana del flamenco, fue el título de su espectáculo, ideado por Rafael Fernández y escrito por Miguel Acal, que se estrenó en Madrid, en el Palacio del Progreso, en 1983. y representado en Sevilla y otras ciudades andaluzas, con un elenco en el que formaron parte Joaquín Amador, Faíco, El Turronero, La Susi, Juana la del Revuelo, El Yunque, Fernando de la Morena, Tío Fati, Tía Lili Maya, El Moro, Galanes, y Niño Jero.

Manuela.jpg

También entre sus actuaciones más destacables, cabe reseñar su participación en la II Cumbre Flamenca de Madrid, en 1985, y en el espectáculo Flamenco puro, en Nueva York, en 1986, junto a Fernanda de Utrera, El Farruco, Juan Habichuela, El Chocolate y Adela la Chaqueta, espectáculo del que la Reina de España presenció una de sus representaciones, felicitando a los intérpretes.

Las características artísticas de Manuela Carrasco, han merecido la glosa de escritores y críticos, entre ellas las siguientes: José Luis Ortiz Nuevo: «Cuando Manuela comienza el rito de su baile, con su sola presencia, en el firme y estático cenit de sus ojos calientes, de su cuerpo arrogante; se presienten ya, se auguran furiosos e inmediatos los solemnes pasos y las manos sabias, que se airearán luego libres y exactas por los espacios del compás y la armonía. Y no sólo sus brazos, aislados de su cuerpo danzando, sino que es todo el conjunto maravilloso de su genio y su figura, lo que nos sobresalta de instante y por los caminos de una creación continuamente renovada, poderos y cierta hasta en los más leves destellos de su baile. Muchos y uno sólo son los riquísimos elementos de su arte, muchos porque son las manos y sus dedos, porque es su cara y su boca, y los ojos, porque es su cuerpo y sus caderas, porque son sus pies... y uno sólo porque es ella, sólo ella la que se inmola bailando».

Ángel Álvarez Caballero: «Grandeza hay, qué duda cabe, en el baile de Manuela Carrasco, una de las primeras oficiantes en la actualidad del arte que dió a la historia nombres como los de la Macarrona, La Malena, Carmen Amaya y Pastora Imperio. Su juego de pies, sobre todo en un desarrollo formal del baile en que prima sobre todo un profundo entrenamiento, una permanente búsqueda de las esencias».

Fuente