Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Martes, 16 de mayo, 20:30 horas en la sede del Ateneo,
Ciclo "El autor y su obra", intervendrá el pintor Pepe Cañete.



FALLO DEL IV PREMIO DE RELATO RAFAEL MIR

FALLO DEL PREMIO AGUSTÍN GÓMEZ DE FLAMENCO

Entregadas las Fiambreras de Plata 2016. Reportaje fotográfico




¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Diego Carro Díaz

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Busto Diego Carro Nueva Carteya.JPG


Diego Idelfonso Antonio Bietes Carro Díaz, Subdiácono, mayordomo y tesorero del Excmo. Sr. Arzobispo-Obispo de Córdoba, Administrador de granos de las capillas de Santa Inés y San Acacio de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, fundador de Nueva Carteya (Córdoba), socio de los amigos del país, académico de número de la general de Córdoba, Director de la Academia General de Bellas Artes en 1.819; fundador de clases de bellas artes de la villa de Baena y mecenas. Nace en la Villa de Baena el 23 de enero de 1751. Hijo legítimo de Don Alberto Andrés Bietes Carro y de Doña María Luisa Tarifa Díaz. Natural el primero de la feligresía de San Tirso de Mabegondo (Betanzos) arzobispado de Santiago y su madre natural y vecina de Baena.

Hijo de familia numerosa, ocupaba el sexto lugar de los siete hermanos que hubo. Su padre, patricio estimado por sus convecinos, llegó a poseer gran fortuna debida en su mayor parte a los muchos desvelos y trabajos que tuvo durante su vida. Fundó la capellanía de San Bartolomé, en Baena. Recibe las aguas bautismales en la parroquia de San Bartolomé. Hombre inquieto por la cultura, sigue la carrera eclesiástica, aunque sólo recibe las órdenes menores. Estuvo varios años como mayordomo del obispo Antonio Caballero y Góngora, y este contacto resulta decisivo en la vida del clérigo baenense.


La influencia de dicho prelado, modelo de hombre ilustrado, marca la trayectoria de Diego Carro Díaz, quien muestra una viva preocupación por la cultura y el progreso. A imitación de Caballero y Góngora, patrocina una Academia de Bellas Artes y Agricultura en su villa natal y reúne una rica colección de modelos y pinturas. También instala en su domicilio un gabinete de historia natural y tiene una gran pasión por la arqueología, realizando frecuentes excursiones a zonas del término en las que se localizan vestigios de la época romana.

Fue protector de Don José de los Ríos. Éste era un carpintero rural, que acudió a las clases de arte dadas por D. Diego que, viendo su capacidad, le animó y alentó. Así, costeó su aprendizaje en Málaga, sufragando también los gastos familiares durante su estancia en Málaga. De su trabajo, destacamos la imagen de la Beata Juana de Aza, venerada en el convento del Corpus de Córdoba.

La posición económica de Don José mejoró, y sus hijos, D. José Amador y D. Demetrio de los Ríos, llegaron a ser gloria de las Letras y de la Arquitectura española.


Interviene de manera activa en la fundación de Nueva Carteya y dirige las obras de la parroquia de San Pedro por encargo del obispo de la diócesis Pedro Antonio de Trevilla. Simultáneamente realiza varias excavaciones arqueológicas y descubre restos romanos en las tierras de la nueva población.

Pocos años después, el 24 de septiembre de 1828, fallece Diego Carro y, cumpliendo su voluntad, recibe sepultura en la pequeña capilla de su finca nombrada Casa corona, lugar donde solía retirarse a descansar. Sobre la tumba se coloca una lápida con una inscripción redactada por él mismo que la transcribe Valverde y Perales en su conocida Historia de la Villa de Baena: “Aquí yace uno de la especie humana, polvo, ceniza y nada. 24 de septiembre de 1828. R.Y.P.”

Diego Carro Díaz es una de las figuras más interesantes de la Ilustración cordobesa, que merece un amplio estudio. Ligado a la fundación de Nueva Carteya, su memoria pervive en esta localidad con el monumento levantado hace unas décadas en el paseo de su nombre, obra de Juan Polo Velasco.

Referencia

Galería fotográfica

Monumento a Diego Carro en Nueva Carteya
Busto de Diego Carro, obra de Juan Polo Velasco
Pedestal del Busto de Diego Carro